Cultura

La transformación histórica de Catalunya hacia un país de vanguardia se plasma en un nuevo documento

Bajo el título La imaginació noucentista, se acaban de publicar, en formato ensayo, las actas del simposio de mismo nombre que tuvo lugar en mayo de 2008 en la Universitat Pompeu Fabra (UPF). La obra revisa desde una perspectiva crítica un movimiento que fue el marco cultural que abasteció buena parte del imaginario catalán del siglo XX. Un imaginario que no fue exclusivo de Catalunya sino que debe considerarse directamente vinculado al contexto internacional y fuertemente influido por las corrientes vanguardistas de toda Europa.

catalunia

La Facultad de Humanidades de la UPF tuvo la iniciativa de organizar aquel simposio, que a la vez estuvo promovido por la cátedra de Teoría del Arte del Departamento de Humanidades. La edición de la obra, recientemente publicada por Angle Editorial, corre a cargo del poeta y ensayista Antoni Marí, catedrático de Teoría del Arte de dicho departamento. “La imaginació noucentista” está inscrito dentro de las actividades del proyecto de investigación “Teoría y crítica de las artes en Catalunya, Valencia y Baleares”, financiado por el antiguo Ministerio de Educación y Ciencia.

El Noucentisme fue el marco cultural desde el que se procuró dar sentido a las convulsiones de una época a la vez que hacer frente al desconcierto que los retos estéticos, políticos y morales planteaban. ¿Cómo resolver el crecimiento económico, la actividad política y la ambición cultural de un país en recuperación? Este es el punto de partida de los ensayos que conforman “La imaginació noucentista”.

Una treintena de autores, de entre los cuales hacen sus aportaciones Narcís Comadira, Borja de Riquer, Oriol Bohigas, Jaume Vallcorba, Enric Ucelay-Da Cal o Salvador Oliva, exponen las ideas que vertebraron la construcción del Noucentisme, cuáles fueron los sus modelos culturales y políticos y cómo había que vincular al país a la modernidad. Una modernidad que como apunta Marí “era consciente de las carencias, los atrasos y los anacronismos que el nuevo espíritu noucentista debía llenar y superar con la voluntad de los ciudadanos y el apoyo de las nuevas instituciones. ”

El Noucentisme fue un proyecto político, estético y moral con unas concreciones plásticas, literarias y arquitectónicas, unas preferencias estilísticas y una delimitación cronológica. El estudio del Clasicismo, el Latinismo, el Vanguardismo o el Mediterranismo son las líneas de fuerza de un proceso de generación de ideas y de imágenes que renuevan el contenido y dan nuevo sentido a categorías como la naturaleza y el paisaje , la casa y la ciudad o la tradición y la vanguardia.

Fuente: UPF

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario