EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA GRAN MENTIRA

0
158

Va resultando el mayor  negocio de los modernos tiempos; y curiosamente al mayor promotor de «remedios» y al que le dieron uno de los ya tan desprestigiados «Nóbel» (Al Gore); resultó ser uno de los más derrochadores de energía de toda la ciudadanía estadounidense; puesto que se publicó que su casa, era algo así… «como la Basílica de San Pedro un día en que el Papa dice misa excepcional y por un motivo de alto rango religioso»; por tanto un  hipócrita más, que sabiendo hacer una propaganda le ha sacado enormes cantidades de dinero que se ha embolsado, «dando consejos de cómo ahorrar energías y evitar el cambio climático».

Recordemos que este individuo fue vicepresidente del gobierno norteamericano, en época de guerras y devastaciones, en las que como tal tuvo que  tomar parte;  por tanto no es individuo de fiar para promover nada positivo en este pobre mundo; pero aún así y por lo que fuere, se le escuchó y se le dio manga ancha.

Caso similar en lo de los  ya mentados y muy desprestigiados «Nóbel» (leyendo el testamento de su fundador, uno se echa a llorar viendo estas concesiones) es el del actual Presidente USA; puesto que le dan un premio de la paz, a un individuo que sigue manteniendo un par de grandes guerras (amén de lo que tenga de guerrillas y líos menores, pero sangrientos) y a una de ellas, nada menos que va a enviar varias decenas de miles de  soldados, declarando que esa guerra hay que ganarla… y punto.

Pero volvamos al tan cacareado «cambio climático»… ¿pero es que el planeta no está en cambio continuo y así desde que se formara en el espacio estelar?

Todo el que haya leído un poco de historia natural y relativa a las épocas del planeta; desde tiempo inmemorial se reconoce que el mismo ha sufrido, una cantidad de cambios climáticos enormes y devastadores; que nadie sabe el  por qué fueron y muchos de ellos son teorías más o menos aceptadas, pero veraces ninguna de ellas… puesto que nadie estuvo allí para contarlo.

Recordemos sólo algunos puntos para reflexionar. La desaparición de aquellos gigantescos animales que generalmente se denominan como «los dinosaurios»; que aparecen ni se sabe cuándo y desaparecen igualmente en una época indeterminada, pero que por lo que fuere de un cambio más o menos brusco o más o menos rápido o lento; hizo que aquellos potentes animales; a mi entender los más fuertes que la naturaleza ha creado en este planeta… desaparecen y si no fuese por los restos óseos encontrados; no tendríamos ni idea de aquellas grandes criaturas.

Se mantiene la teoría o certeza; de que las denominadas «tierras firmes» del planeta, siempre han estado en movimiento y lo siguen estando en la actualidad; así como los continentes actuales, que se afirma fueron una masa común que luego se fue disgregando; hasta conformar los actuales continentes.

También que en las más altas montañas actuales (los Himalayas) hay testigos petrificados de lo que en épocas remotísimas, fueron animales vivos que vivieron en el fondo de aquellos mares y que hoy se encuentra en esas cumbres, que siguen creciendo;   y la que dicen ser una de las cordilleras «más jóvenes» de este planeta.

Todo ello nos dice que hay un cambio natural en el planeta Tierra y que ello está fuera de control y se produce cuando «lo que sea» así lo decide; por tanto… ¿Nos van a asustar por un nuevo cambio que nadie sabe el qué y el cuándo se va a producir? ¿Acaso saben los que se dicen sabios que ello se puede corregir y con los medios que ellos creen? Yo sinceramente creo que no y así lo he creído desde que se empezó a mover «éste nuevo negocio mundial»; que como el de la denominada «gripe A»; no es otra cosa que un negocio que unos pocos listos y mediante la propaganda del miedo, han conseguido colocar sacando ingentes cantidades de dinero… «a los de siempre».

Ya y afortunadamente, hay muchos científicos que dudan de «ese cambio concreto» y están en contra de tanta parafernalia.

Por tanto, mejor ser sencillos y humildes y mirar (o no) al cielo y esperar tranquilamente, puesto que «lo que tenga que ser será», ya que todo lo que nace muere y nosotros como nacidos tenemos que morir… y ni sabemos cómo ni cuando.

¿Merece pues escuchar a tanto vividor como nos está engañando para sacarnos el dinero directa o indirectamente? Yo creo sinceramente que no… «vivamos tranquilos que lo que tenga que ser será y ello no lo va a evitar ninguno de estos  pobres santones».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here