¿Qué belleza prefieres?

0
79
Belleza clásica en la obra de Leonardo
Belleza clásica en la obra de Leonardo

 

 

Desde la antigüedad clásica, la belleza constituía una cualidad: la armonía.
Los cánones de belleza estaban relacionados con proporciones ideales, simetría, perfección.  

En el Renacimiento, especialmente con Leonardo, se retomó esta idea de belleza como sinónimo de lo “agradable” a los sentidos. 

El número aúreo o la divina proporción es una medida matemática que se encuentra en la naturaleza (en animales, flores, en los humanos) y en obras de arte (pintura, escultura, arquitectura, música) y se aplica desde la antigüedad (templos griegos, pirámides egipcias, arte romano, ya utilizaban esta proporción.) 

Esta relación ideal entre las partes y el todo se consideraba proporcional a su belleza.
El ideal estético de belleza lo retoma el arte de todas las épocas, desde los griegos, Leonardo, algunos impresionistas, algunos surrealistas, hasta artistas del presente.
  

Pero en verdad, la belleza es un concepto subjetivo, abstracto, mutante ( ya que los cánones de belleza son históricamente variables ( por ejemplo, una regordeta mujer de Rubens, hoy no sería considerada “bella”) y además, cambia según las diferentes culturas ( pensemos en las exóticas mujeres tahitianas de Gaugin). 

 

A partir del Post-impresionismo y especialmente con el surgimiento del Expresionismo alemán, el arte se animó a mostrar “lo feo”, y a describirlo con tanto sentimiento, que esa fealdad, podía resultar también bella, podía conmover y resultaba un arte más sincero: esas personas eran creíbles, existían, sufrían y distaban de ser perfectas. 

Para concluir, las palabras de un artista, que percibió y pintó una infinita belleza desde el sufrimiento, tanto en la naturaleza como en los personajes que retrató: 

“Nunca recibí una ayuda tan eficaz (por parte de una modelo) como de esta mujer fea y ajada. Para mí es hermosa y encuentro en ella precisamente lo que necesito. La vida pasó sobre ella y el sufrimiento y un destino adverso la dibujaron; ahora yo puedo hacer algo con ella. Cuando la tierra no está arada, nada puedes sembrar en ella. Esa mujer está arada…por eso encuentro más en ella que en una multitud de mujeres intactas”.
Vincent van Gogh (Cartas a von Rappard)

Y tú, qué belleza prefieres?  

Si quieres ver más imágenes sobre este tema:

 

http://gracielabello-art.blogspot.com/2008/06/qu-belleza-prefieres.html  

http://gracielabello-art.blogspot.com

 

belleza exótica en la obra de Gaugin
belleza exótica en la obra de Gaugin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here