Sociopolítica

EL JUEZ Y EL BANQUERO

Cuando llegué a lo que se denomina madurez humana y habiendo ejercitado el pensamiento cuasi desde niño y leído montones de páginas de filosofía; deduje que los principales puntales o soportes de la sociedad humana eran cuatro y en el centro de ellos la familia, que los nutría y a su vez esperaba protección de ellos.

Esos cuatro puntos no son el poder y la fuerza, puesto que deduje que las cuatro esquinas, debieran estar formadas por las siguientes vocaciones (si se les dice profesiones ya la cosa degenera una enormidad) y si cito una primero no es por cuanto las demás no tengan equiparable importancia ya que las cuatro son un todo.

Médico, sacerdote/filósofo, juez/fiscal (Justicia) y maestro (enseñanza). Si esos cuatro puntos funcionan seguro que la sociedad funcionará muy bien; no hablo de perfección por cuanto la perfección no existe mientras exista “la carne”. Todo lo demás es secundario.

¿Pero qué ocurre y cada vez más acentuado? Pues lo que estamos viendo y padeciendo; o sea, que hemos desembocado en un mundo tan terrible y material que todo tiene un precio, todo se compra y todo se vende y el resultado es la pudrición que cada vez avanza más y lo va cubriendo todo sin que los que tienen el poder de la regeneración la emprendan y sin que los que están sometidos al mismo puedan hacer nada por cuanto están /estamos totalmente indefensos. Aquí terminará por asentarse aquellas situaciones de hace muchos siglos y que muy bien define la terrible frase del bárbaro Breno ante las puertas de Roma… ¡¡Hay de los vencidos!! Pero con la injustificación actual,  puesto que entonces y hace milenios eran bárbaros y se conquistaba a sangre y fuego… “hoy se conquista y queda impune el conquistador; por unos sistemas tan corrompidos e ineficaces que todo el sistema se está convirtiendo si es que ya no lo está, en… inservible papel mojado”.

Y si se llega a la corrupción total; sencillamente con ella caerá esto que ya no es civilización y como desapareció Roma; ésta se disolverá posiblemente mucho antes, ya que lo que la sostiene son hilos tan débiles que el efecto dominó se produciría en forma tan terrible que dejo a la imaginación del pensador la deduzca.

Por todo ello veamos como van “los cuatro puntales”. Si hablamos de la enseñanza, es como para echarse a llorar; más que enseñar a seres humanos los están convirtiendo en autómatas y si pudieran los convertirían “en ordenadores con dos patas y un enchufe”; si hablamos de la medicina (sálvese el que pueda) se ha convertido en un tan brutal negocio, que no sabemos si en realidad tomamos las medicinas que necesitamos o nos hacen tomar “las que necesitan que tomemos” los que mueven estos brutales tinglados, el último de ellos “esa fantasmal nueva gripe (A) y de la que hablan y no acaban. Si analizamos la filosofía, ya me dirán lo que hoy existe de ello en comparación con los grandes maestros de hace milenios y si finalmente analizamos a lo que se dice es justicia; mejor echarse a llorar, puesto que se cumple aquella maldición gitana de “pleitos tengas y los ganes”.

Destacan igualmente las grandes figuras o lo que se ha venido en denominar “jueces estrella”; que procesan a un dictador chileno, traen piratas del Océano Índico, se van a dar ciclos de charlas muy bien pagadas a los Estados Unidos, costeadas por un banquero amigo; etc. etc. mientras aquí en mi tierra, roban cualquier cosa y en cualquier cantidad (para qué detallar si ello es ya bochornoso) y se dice que no hay ni aparato judicial ni jueces, ni policía, ni medios para nada; “para todo lo otro sí y mucho más”; puesto que si quieren leer una historia “bastante rara”, lean lo que sigue y luego pulsen en la dirección de Internet que se indica; se van a quedar con la boca abierta… como mínimo.

“Querido Emilio” y le expresa en varias ocasiones que “te agradezco la financiación”. Cinco meses después de volver de Nueva York, ya reincorporado a la Audiencia Nacional, Garzón recibió una querella contra Botín. No se abstuvo de intervenir y la inadmitió a trámite. (EL MUNDO. ES 17-12-2009)

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/12/16/espana/1260993454.html

¿Qué dirá hoy el ex alcalde de Jerez de la Frontera? Sí; Pedro Pacheco, que pasará a la historia de la justicia española, simplemente por que hace ya muchos años dijo que… “era un cachondeo”; aún vive y puede confirmarlo.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario