Sociopolítica

El 80% de la población española cree que la sexualidad es necesaria para el equilibrio personal

Dentro de las acciones previstas en su Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud (SNS), el Ministerio de Sanidad y Política Social ha elaborado la I Encuesta nacional sobre salud sexual. Los resultados muestran que el 77% de los hombres y el 62% de las mujeres manifiesta que la sexualidad es muy o bastante importante en su desarrollo vital. El preservativo sigue siendo el método más utilizado.

El Observatorio de Salud de la Mujer (OSM), en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), ha realizado la primera Encuesta Nacional de salud sexual a través de 9.850 entrevistas a personas mayores de 16 años en 789 municipios españoles.

Los resultados revelan que más del 80% de la población encuestada opina que la sexualidad es necesaria para el equilibrio personal. Esta opinión es respaldada por hombres (87%) y mujeres (78%), sobre todo entre 25 y 54 años.

Este resultado subraya la idea de que la sexualidad es considerada por la población general como un aspecto central de la vida. En este sentido, el 77% de los hombres manifiesta que la sexualidad es “muy o bastante importante” en su vida (entre los 25 y 54 años), y lo mismo opina el 62% de las mujeres.

Por lo que respecta al grado de satisfacción de las relaciones sexuales (entendidas éstas en un sentido amplio y no sólo como el coito), el 88% de los hombres dice sentirse “muy o bastante satisfecho”, así como el 84% de las mujeres, aunque a los varones les gustaría tener relaciones sexuales con más frecuencia.

Entre los motivos por los que la gente mantiene relaciones sexuales, “amar y ser amado” es el mayoritario, en especial para las mujeres (45,5% frente al 32% de los hombres).

Información sobre las sexualidades

En cuanto a la información de la que disponen sobre sexualidad, el 72% de los hombres considera que es “buena o muy buena”, así como el 68% de las mujeres.

Después de las madres y padres, la fuente de información preferida por los encuestados es el profesorado en el colegio (así lo manifiesta el 20,1% de los hombres y el 14% de las mujeres). A continuación se situarían el personal sanitario y las amistades.

Según la encuesta, las mujeres demandan, en general, más información que los hombres. A la pregunta de sobre qué temas les hubiera gustado recibir más información, el 62% de las mujeres señala en primer lugar los métodos anticonceptivos, así como el 53% de los hombres que, sin embargo, colocan en primer lugar la información para prevenir infecciones de transmisión sexual (56%).

Un 25% de la población se ha sentido alguna vez preocupados por su vida sexual, pero se diferencian en los motivos de preocupación. Los hombres señalan la falta de pareja y de experiencia sexual, mientras que para las mujeres son la pérdida del deseo sexual, la falta de experiencia y el miedo al embarazo. La encuesta no especifica otras categorías, como las personas trans e intersexuales.

Del total de personas encuestadas que han declarado buscar ayuda para resolver sus problemas sexuales (450 hombres y 622 mujeres), la mayoría (alrededor del 60%) ha recurrido a los profesionales, principalmente de la sanidad pública.

Esta encuesta es la primera de sus características en todos los países de la Región Europea de la Organización Mundial de la Salud que incluye el enfoque de género y tiene como objetivo conocer las necesidades de hombres y mujeres de todas las edades para planificar una atención sexual adecuada en el SNS.

Inicio de las relaciones sexuales

El informe revela que los hombres inician sus relaciones (entendidas éstas más allá del coito) más temprano que las mujeres. Así, la edad media para los varones se sitúa en los 17-18 años, seguido del tramo de edad entre los 15 y 16 años. En el caso de las mujeres, también se inician entre los 17 y 18 años, aunque la segunda edad de inicio es más tardía que en los hombres: entre los 21 y 25 años.

Cuando se observa el inicio de las relaciones en las diferentes generaciones se aprecia cómo la edad de inicio se ha ido adelantando, especialmente en las mujeres. Mientras que en la actualidad casi el 100% de los jóvenes inician sus relaciones sexuales antes de los 20 años en ambos sexos, en el grupo de las mujeres mayores de 65 años, más del 60% comenzaron sus relaciones después de los 20 años.

De forma mayoritaria, las primeras relaciones sexuales en ambos colectivos están relacionadas con besos y caricias (para el 87% de los hombres y el 89% de las mujeres).

Prevención de ITS y embarazos

En lo referente al uso de métodos de prevención de infecciones de transmisión sexual (ITS) y embarazos, hay que destacar que cerca del 40% del total de los encuestados señala que no usó ningún tipo de protección en su primera relación sexual para prevenir un embarazo. El 25% de los que no utilizó método alguno lo hizo por no ser necesario debido al tipo de práctica.

Entre los métodos de prevención más utilizados destaca el preservativo masculino (es el más empleado para el 90% de las personas consultadas), tanto en las parejas estables como en las ocasionales, aunque en las parejas estables su uso es más frecuente para prevenir embarazos que ITS.

El informe resalta que en el caso de las parejas ocasionales, el 22% de los hombres y el 19% de las mujeres dice no haber utilizado método alguno para prevenir infecciones como el VIH o la hepatitis.

En el caso de las parejas estables, menos del 70% de las y los jóvenes refiere utilizar siempre protección para evitar un embarazo y alrededor del 7% nunca la utiliza. Además, menos del 2% de las jóvenes manifiesta usar la anticoncepción de urgencia.

Fuente: SINC

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario