ACERCA DE “HERBALL” DE JOHN GERARD (LONDRES DESVANECIÉNDOSE….)

0
140
Lincoln's Inn y Fetter Lane, de “A London Revery. Capítulo Vanishing London.” A Project Gutenberg Canadá, on line.

El más conocido y celebrado herbalista es John Gerard, nacido en Cheshire, Inglaterra (1545-1612). Su libro ¨Herball¨ o ¨General Historie of Plants¨, publicado originalmente en 1597, contiene flores y plantas de otros herbalistas para ser considerado el mejor libro sobre el tema, sin embargo, ha mantenido su popularidad por más de 400 años, incluso al día de hoy, por contener una colección de virtudes médicas de las plantas. Gerard escribió acerca de muchos amigos en varios lugares del mundo que le enviaban como regalo plantas y semillas ¨raras¨ desde sus países.

The Herball. De http://www.rcplondon.ac.uk/heritage/plants/History/GerardHerball_tp.jpg

Gerard estudió para la carrera de cirujano en 1562, pero su reputación yace en la horticultura. En 1577, él supervisaba varios jardines y colecciones de plantas de William Cecil (Lord Burghley, primer ministro de Queen Elizabeth). Su escritura es la de un hombre modesto, que da crédito a los investigadores del London College; su prosa, exquisita. Del prefacio de ¨Herballs¨ tomo este párrafo:

“Although my paines have not been spent (Curteous Reader) in the gracious discoverie of golden mines, nor in the tracing after silver veines, whereby my native country might be enriched with such merchandise as it hath most in request and admiration; yet hath my labour (I trust) been otherwise profitably employed, in descrying of such a harmlesse treasure of herbes, trees, and plants, as the earth frankely without violence offereth unto our most necessarie uses.”

Este libro es más que una compilación; si bien se explican las cualidades medicinales de las plantas, la atención también se enfoca en los valores ornamentales y alimenticios, además, incluye comentarios extensivos en cultura e historia. Según J. W. Lever (1952), existe evidencia circunstancial que ¨Herball¨ ha sido una fuente de inspiración y referencia para Love´s Labour´s Lost, de William Shakespeare.

John Gerard. Imagen de http://www.hsl.virginia.edu/historical/rare_books/herbalism/assets/gerard.jpg

El jardín personal de John Gerard se ubicaba en lo que ahora es Fetter Lane. Debe haber sido un hermoso jardín, con miles de hierbas, muchas de ellas rarezas de la época. En 1593 él publicó un catálogo de sus plantas, y fue el primer catálogo de plantas de jardín alguno.

Conífera, ilustración de Herball. http://www.philographikon.com/imagesbotanicals/gerardmtpinetree.gif
Hierbas, ilustración en Herball. http://www.philographikon.com/images%20botregbivortgerard/gerardbuglosse.gif

Doscientos años más tarde, Henry Phillips ha descripto el cambio que ha sobrevenido en el barrio londinense desde que Gerard cultivara su jardín.

“ What would be the astonishment of this excellent old herbalist, could he be recalled, to see each avenue of his garden formed into streets; houses erected on his parsley beds, and chimneys sprung up as thick as his asparagus; churches occupying the site of his arbours, and his tool-house, perhaps, converted into the British Museum, where is safely housed the lasting memorial of his labours. In vain would he now seek wild plants in Mary-le-bone, where each blade of grass is transformed into granite, and every hawthorn hedge changed for piles of bricks: carriages rattling where snails were formerly crawling. His ear would be assailed by the shrill cry of “Milk below”, and the deep tone of “Old clothes”, where he had formerly retired to listen to the melody of the early lark, or the plaintive tones of the nightingale”.

¨Cuál sería el asombro de este excelente viejo herbalista, si fuera recordado, al ver cada avenida de su jardín transformada en calles; casas erigidas en sus camas de perejil, y chimeneas erectas tan gruesas como sus espárragos; iglesias ocupando el sitio de sus árboles, y su depósito de herramientas, quizás convertido en el Museo Británico, donde ha quedado viviendo a salvo el último monumento a sus labores. En vano buscaría él plantas salvajes en Mary-le-bone, donde cada lanza de pasto es transformada en granito, y cada seta de espino cambiada por pilas de ladrillos: carruajes golpeteando donde los caracoles antes se deslizaban. Su oído sería asaltado con el chillido de ¨Leche abajo¨, y el profundo tono de ¨Ropa vieja¨, donde él antes se retiraba a escuchar la melodía temprana de la alondra y los tonos quejumbrosos del ruiseñor¨.

Fetter lane, view from Holborn. http://www.arthurlloyd.co.uk/DisappearingLondon/FetterLaneHolborn.jpg

REFERENCIAS

Jules Janick. 1987 Proc. Second National Herb Growing and Marketing Conference, Purdue Research foundation. http://www.hort.purdue.edu/newcrop/history/lecture23/r_23-2.html

Lesley Gordon. Green Magic. Chapter X. Some Herbals and Herbalists, page 66. New York.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here