Cultura

Al rescate de los libros

En España las librerías científicas se cuentan con los dedos de la mano. En los últimos años el sector no ha crecido demasiado, aunque sí la percepción social de que los contenidos científicos afectan a todos los campos de nuestra vida. Y el lectorado ávido de temas tecnológicos, médicos y medioambientales no deja de crecer. A pesar de la crisis económica, todavía surgen proyectos interesantes, divulgativos e interactivos que apuestan por la Ciencia.

En un contexto tecnológico de eclosión y desarrollo de nuevos formatos, los libros siguen siendo objetos de conocimiento, sabiduría y abstracción. Sus refugios particulares, las librerías, aunque cada vez más dispersas y difíciles de encontrar, también sobreviven. Pero el caso de las librerías científicas es ya más espinoso. ¿Quién se atrevería ahora a montar una librería científica?

Gara Mora, astrofísica especializada en comunicar y divulgar la ciencia, decidió abrir su propia librería científica a finales de 2009. Aquí la Ciencia se suma a los escasos espacios de divulgación que hay en Madrid.

“No te encuentras con un libro que ponga ‘Física’ o ‘Matemáticas’, sino que los títulos son más atractivos”, cuenta Mora, a quien el sistema de depósitos de las editoriales (con pagos a uno o dos meses) le ha facilitado la gestión de la nueva librería.

La principal característica de esta librería, a lo que otras no están tan acostumbradas, es que es “accesible y válida para todo el mundo”, sin necesidad de ser experto en cuestiones científico-tecnológicas. Esto sucede también por la filosofía de la tienda: “formar parte de la red de divulgación que ya existe”.

Una manera de conseguirlo es invitar a científicos y científicas a dar charlas informales sobre temas actuales, como lo hacen desde hace años las librerías científicas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Esta librería es de las más conocidas en España, sobre todo por ser una de las primeras (se diseñó y construyó en 1950) en Madrid, y ha publicado y vendido ya miles de ejemplares.

Libros que enseñan

Al ser divulgadora científica, la creación de Aquí la Ciencia fue más fácil para Gara Mora, que sabe qué libros tienen credibilidad para añadirlos a la “cesta” de su librería. “Tengo una idea clara de lo que es ciencia y lo que es pseudociencia, aunque también tenemos alguno en la librería bien diferenciados”, señala Mora.

El éxito de una librería reside en la oferta de sus ejemplares y en este caso “hay libros que cuentan la ciencia a alguien que nunca ha leído nada”, subraya Mora. De hecho, en el 13,4% de los casos, los libros son la fuente de información científica, según la última Encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología en España realizada en 2008 por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

Daniel Casado, arqueólogo y autor del libro El arqueólogo enamorado, seduce a sus lectores con un ensayo que hace un recorrido histórico –“sin ser una guía al uso”- por los yacimientos arqueológicos de España. Las entrevistas a diferentes expertos, la documentación en bibliotecas, los archivos y también referencias de internet, junto a las lecturas literarias han sido los ingredientes clave para dar forma a este “ensayo con hervores literarios”.

En un mundo donde el 95% de los libros vendidos son novelas, el ensayo parece tenerlo más complicado para tener un amplio lectorado. Por eso Casado se ha esforzado “para que no sea una cosa árida y muy académica, sino comprensible, porque la arqueología es una disciplina que puede llegar a hacerse muy complicada”.

Según el arqueólogo, “si acortas la distancia entre el público de a pie y el especialista haces que la lectura sea mucho más atractiva”, explica Casado que añade que “es el primer libro de historia de arqueología española en este tono porque es una disciplina muy reciente”. Iker Jiménez ya se ha interesado por él.

En las librerías científicas, esta visión retrospectiva de los yacimientos y culturas españoles más destacados conecta con los científicos, porque con el libro “tienen documentación nueva y científica aunque el formato no sea científico”, y con el gran público, porque tiene “un lenguaje distinto y novedoso para lo que es la arqueología”, asegura el arqueólogo.

Atento a los comentarios de los lectores, Casado ya se ha hecho eco de sus críticas: “No podía imaginar que la arqueología pudiera ser tan divertida”, ha expresado una lectora casada con un arqueólogo.

Con libros como este, las librerías científicas tienen largo camino por recorrer todavía. Si a esto le añadimos el aumento de usuarios de bibliotecas en España (hoy más de 204 millones), la cosa mejora. Pero la clave para que las librerías científicas sobrevivan es que la ciencia cautive a cada vez más personas. No está mal encaminada, sobre todo en temas de medicina y salud, donde el interés es del 28% en España.

Librerías técnicas especializadas y de divulgación científica en España

1. Agrícola Jerez (Andalucía)

2. Altaïr (Madrid y Barcelona)

3. Astrotienda (on line)

4. AXON (on line)

5. Bellisco, Ediciones Técnicas y científicas (Madrid)

6. Canaima (on line)

7. Cilsa (Alicante y Ciudad Real)

8. Companyia la Central Llibretera (Barcelona)

9.CSIC librería. Madrid (Madrid)

10. Diaz de Santos (Andalucía, Barcelona, Madrid y Galicia)

11. Librería Bosch (Barcelona)

12. Librería Gea (Madrid. UCM)

13. Librería HESPERIA (Zaragoza)

14. Librería Moncloa (Madrid)

15. Librería Pérez Galdós (Madrid)

16. Libreria Pons (Zaragoza)

17. Librería técnica CP67 (on line)

18. Librería Tercer Milenio (on line)

19. Marcial Pons (Madrid)

20. Marcombo Boixareu Editores (Barcelona)

21. Mundi-Prensa Libros (Madrid y Barcelona)

23. Sixto Martínez (Madrid)

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario