Sociopolítica

A la caza de tu Mp3

Desde hace tiempo, se están dando situaciones en las que a los ciudadanos se les revisa sus dispositivos informáticos para ver si el contenido es 100% legal. Estoy literalmente impresionado ante la posibilidad de que importantes gobiernos de democracias consolidadas estén discutiendo la posibilidad de registrar los dispositivos tecnológicos en busca de Mp3 ilegales a la hora de subir a un avión.

Suena a ciencia ficción, pero no lo es. En Estados Unidos (país que siempre se ha considerado como el reino de las libertades) desde hace tiempo es legal la revisión de portátiles, teléfonos móviles y cámaras digitales. La revisión de los diferentes dispositivos no se queda solo en un vistazo rápido, legalmente se puede realizar una copia completa de todos los datos almacenados en tu ordenador o Mp3, de cara a posibles acciones judiciales posteriores.

Esta forma de actuar viola al máximo el concepto de privacidad del usuario y se puede realizar sin existir sospecha alguna sobre el viajero, simplemente te ha tocado. Una vez que empieza la revisión “legal”, si el vigilante detecta algo que opina o cree que puede ser causa de delito, la ley le permite confiscar el aparato.

No quiero pensar que ocurriría si en el Aeropuerto de Los Ángeles me revisan la cámara y ven que llevo una foto de Gaspar Llamazares, parlamentario español de IU, cuya imagen ha utilizado el FBI, según se ha demostrado recientemente, para elaborar el retrato robot de Bin Laden. No nos vamos a meter con el “escaso nivel” de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos, solo que desde ese momento, por llevar la imagen de un parlamentario español, un poco rojillo, pero parlamentario, seríamos considerados inmediatamente como colaboradores de Al Qaeda.

¿Te imaginas a un policía en las aduanas de JFK en NYC, revisando tu cámara digital, tu portátil y leyendo tus correos para ver si eres un peligroso terrorista? ¿Dónde quedaron los tiempos casi románticos en los que para viajar a USA te preguntaban en la cola del embarque si tenías intención de atentar contra el presidente de USA o si formabas parte de algún grupo terrorista? ¿Es todo esto que ya nos puede suceder una versión actualizada de aquello? No lo sé, pero desde luego sí es un grave atentado a la privacidad.

Por cierto, que unos amigos hace 7 u 8 años, tan guasones como poco hábiles, entre risas en el Aeropuerto de Barajas, respondieron que sí formaban parte de un grupo terrorista ante la pregunta del amable encargado de seguridad de American Airlines. Digamos que al llegar a JFK tuvieron un recibimiento “especial” y “muy largo”. Hay cosas que es mejor no tomarse a broma, sobre todo con gente que se las toma muy en serio.

Pero volviendo a Estados Unidos, lo peor de estas noticias es que se publican, se leen y dan ideas. No descartemos que en los principales aeropuertos internacionales no nos baste con llegar un par de horas antes a embarcar, tendremos que llegar el día antes para poder mostrar nuestros dispositivos digitales al vigilante de turno y nuestros atributos corporales en los nuevos scanner de 3D.

Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña

CEO Ocio Networks

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario