Cultura

Diez cantos de ignominia

1. Canto de una matriz

Expulso de mí este gorgojo, adiestrado
en la Guardia Nacional para ser mecanismo
de exterminio. Lo expulso, mojado
de gringos mecos, para que haga carrera entre parias
y sirva a Horacio Vásquez,
a gente que tiene poder, pero no escrúpulos,
gente que maladministra naciones, expertos
en robos, en discursos, en vender la patria.

Expulso al malversador, yo, el auditor estadounidense
lo llamo «ser inescrupuloso», sucia placenta
de mi matriz, porque yo lo he educado
para que aprenda a matar, a ordenar, a tener
obedientes en su puño; yo lo parí
en la escuela de milicias, pero hoy lo expulso
y te lo doy, Presidente Vázquez.
Sácalo de la posición que le díste.
Es un ladrón. Y si te descuidas, será
el que de tire del trono
con un golpe de estado

2. Coup d’etat

Yo te lo dije antes de aquel día de febrero
en que ví a Trujillo y Estrella Ureña,
en compinchazgo. Te dieron el golpe de estado
y ahora organizan dizque unas elecciones
«Trujillo para Presidente» y Estrella Ureña
en el segundo cargo. Sí, festejen ahora
al Presidente de los Pillos
y los Malversadores, presidente de los sicarios,
jefe de los futuros asesinos.

Celebra, dominicano,
la democracia burguesa de los hijos de puta,
los mentirosos de dientes blancos
y corbatas sucias en charcos de sangre.
Ya se formó su pandilla, La 42
y Miguel Angel Paulino está a cargo.
Triunfará la democracia,
la democracia del pillaje
y las intimidaciones
y el yankee contento.
Es preferible Trujillo, el déspota,
a Fidel Castro; es preferible un genocida facho
que Joao Goulart, o la izquierda franca.

Es el 25 de mayo de 1930.
Saluda, dominicano,
a Rafael Leonidas Trujillo Molina.
Hoy la democracia te ha dado un Presidente
electo por chantaje, electo con todas
sus expediente de malversador corrupto
desde la jefatura militar.
La democracia te dio ladrón.
¡Felicidades, Santo Domingo!

3. Canto al Jefe

El querrá desde hoy, para su cuenta de banco,
que le vengan ingresos de sus emporios de azúcar.
Desde 1955, estas refinerías azucareras son suyas:
Porvenir, Ozama, Amistad, Monte Blanco, Barahona,
Consuelo, Quisqueya, Boca Chica, Las Pajas,
Santa Fe, Catarey y Rio Haina.

Desde hoy todos los cheques del gobierno
se procesarán en su banco, él fundó el banco
y no es un banco de la nación dominicana.
Es su banco, presidido po su esposa.
Ella administra.
Y es bueno que sean suyos y San Rafael quien asegura.
Todo debe decir San Rafael Leonidas Trujillo.
Y como si fuera, una secta religiosa
cada trabajador del Estado debe pagar su diezmo,
diez porciento de su salario que sea para el Partido,
el Partido Dominicano de San Rafael Leonidas Trujillo
Desde hoy, el 80% de la producción industrial dominicana
es propiedad de San Rafael.
Y hay llamar / rezar a un santo como éste, tenga o no
las manos sucias, manos ladronas, manos homicidas,
El Jefe. El es jefe del cemento y las gaseosas,
de las salchichas y el papel, de la leche en pote,
de las botellas de vidrio, de las carnes y el chocolate.
Díganle jefe de todo cuanto se venda en las licorerías
y las boticias, jefe de la venta del mármol,
de los sacos de henequén, él es Jefe de Todo.
Hasta de tu voluntad, dominicano.
De las cricas de tus hijas, si quisiera.
Y Estados Unidos de Norteamérica lo ratifica.
Con ellos, acaba de firmar el Trujillo-Hull Treaty
que le da control de las aduanas.
Ahora es Jefe de las Aduanas
y puede manipular la que haya en depósitos
en el National City Bank of New York.

5. Canto a las deudas interiores

El mulato y el Créole han producido mucho
aunque han ganado poco.
En el mercado internacional: obra que la gente creole
manufactura, obra que se cotiza mucho.
Lo que un negro hace se vende, la azúcar
de los ingenios haitianos, aunque no sea Trujillo
quien refine y procese, vale y tanto vale
que ya no tienes deuda externa.
Está pagada.
Ahora sí, a robar sin límites.
No hay que pagar a acreedores.

«Vamos a hacer a mi hija Reina».
Angelita, hija de San Rafael El Jefe
lo merece, ha dicho Rafael Leonidas Trujillo.
Va a tirar las puertas por las ventanas.
Las negradas bailarán en las calles.
Los merengueros, a mover el culo.
El que tenga verga grande que se prepare.
Las caderonas, de culo cargado, a soltar
piojo y sarna, cucharachas de cada refajo
y zagalejo. A sacudir las enaguas, linda quisqueyana.
El Jefe va a auspiciar
la Feria de la Paz y la Fraternidad del Mundo Libre,
libre de la deuda extena, libre del recelo
del yankee que ya no fiscaliza a nadie;
a festejar, a festejar, a cantar
que está feliz el mulato Trujillo Molina,
se caga de contento, junto a todos sus esbirros
y hará una fiesta con costo aproximado
de 30 millones de dólares
porque la hija de La Españolita
María de los Angeles Martínez Alba
le dio una hija que va a fungir de Reina
y… ¿a quién le importa si la española es docta
o más bruta que un negro haitiano, mezclado
con baturro? le dio una hija linda
y él ya se siente blanco,
él quiere blanquear la nación, pueblo por pueblo.
«Negro en la plaza no quiero, bembones
a la provincia. Que se escondan», o mandará
un batallón del 42 o del 44,
así lo ha dicho
El Jefe.

6. El canto de los perversos

¿Cómo se hace a un pueblo débil, sunmiso,
blandengüe, grande de huesos en apariencia,
gordo de carnes, flaco y ágil y prieto, cantarino,
pero perverso, verso por verso
perversoooooooooooo,
perversoooo,
el dominicanizador de la frontera
perverso
el que paga al gobierno haitiano
$750,000 de sus pesos como compensación
por matar 18,000 de ellos
perversooooooooooooo
el que llama Mi Jefe a quien en discurso
en la frontera de Dajabón, dice:
a matarlos, a matar a los haitianos
porque están aquí como inmigrantes ilegales,
a matarlos, como si se lincha al estilo KKK
en el Norte americano…
en este año de 1937
perverso año y perverso quien no entienda
que forman parte productiva de la fuerza de trabajo
y que el corte de dulce caña de azúcar
sin haitianos sería mucho más amargo
y el dominicano más pobre
perverso el que no quiere el peso haitano que circula
en Mao, El Cibao, el peso haitiano en Azúa
al sur, el peso que se acepta en todos los mercados
de Santiago, perverso
[per verso] VERSO AL PERVERSO
alma adentro, asqueroso [porque
es obediente servil que mata hasta sin quererlo,
perverso quien al chotear muere y al mismo tiempo
mata, viola, ultraja, se degrada, se arranca lo bello
que perviviera dentro, antes de ser perverso
y ser verso de una buena lírica
bachata, dulce, bachata…

Cómo se hace, carajo, a un dominicano
el asesino a machete de su hermano negro
el haitiano, cómo él, saca flema o fiero,
cachaza honmicida y tira sin piedad a un niño
y lo descabeza en los cañaverales,
destrozándolo contra los troncos de los árboles
o los verjeles de empalizadas,
cómo si no cuando un país vive en la severa negación
de sí mismo, haciéndose perverso
con chotas en control, con torturadores
en encomiendas de ultraje y asesinato
como norma para la vida diaria?

El Servicio de la Inteligencia Militar (SIM)
se suma a la Guardia Universitaria,
a la Juventud Trujillista
al Partido Dominicano para continuar
la perversa lealtad, dogmatismo, rodillas,
mamar del culo al desgraciado en el poder,
mamar por miedo, por determinismo,
por creer que la vida es digna
con un sabor de culo en labios,
vivir así, con mecanismos de opresión
transformando al hombre en burla,
en exterminio lento, en degradante merengue
de muina, soledad, cobardía,
todo porque hay un Jefe y un servicio militar
obligatorio que te vuelve una bestia
en la red de ‘calieses’ o espías obedientes
al que manda, todo porque hay todo
menos patria, deber con dignidades.
Lo que hay es desafecto,
traiciones, impureza.

7. No es por siempre

No es por siempre, Trujillo.
Goza tus cinco minutos de gloria.
Porque hoy, 1943: ya existe el partido que te llamará Tirano.
Un partido democrático y revolucionario.
Y la juventud será revolucionaria cuando la democracia
no puede existir por tanta corrupción
y la juventud será socialista y popular cuando hablar
de igualdad es burla y la democracia, blasfemia cotidiana.
Maurio Báez te mandó a decir que hay un sindicato federado
de trabajadores que piensa que eres un ladrón
y déspota mulato, acomplejado, vergüenza
de Quisqueya, San Cristóbal y Haití,
la tierra de tu madre, verdugo.
Los sindicatos obreros en las refinerías de La Romana
y San Pedro de Macorís, este año de 1946,
te dicen vulnerable. saca las uñas, entonces.
Afíla colmillo y tentáculos con toda tu perversidad
de garras y puñales,
porque cientos de gremios se declaran Tu Enemigo.
El exilio te llama Tirano, prepara tus orejas
de burro uniformado, Trujillo, manda esbirros
con pistolas con silenciadores,
porque Juan Bosch, Juan Isidro Jiménez Grullón,
Juancito Rodriguez, Miguel Angel Ramirez,
Horacio Julio Ornes Coiscou, Tulio Arvelo,
Rolando Martínez Bonilla y Miguel Angel Feliz Arzeno,
están hablando contra tí, saben todo lo que haces,
no ignoran la dictadura que la república vive
y que los EE.UU. no tiene fuerza moral
para confrontarte, porque tú eres la derecha
y es preferible mimar a los Trujillo
que tener a Fidel de socialista
en el jardín delantero
del Caribe y la Tierra de Papá Dios.

8. Canción de adrenalina

Este sudor de épica, adrenalina que te sobra,
pueblo amado, se extiende en olas por el Cayo Confites,
navega a Luperón y Constanza, de Maimón
a Estero Hondo. Declaran a lo que van.
A oponerse a un traidor que se amarra al poder
del pillaje, al poder del deshonor que oprime,
al poder que acallanta, al poder que se limpia
el culo con los derechos humanos, la democracia,
la dignidad de un pueblo.

Y, en 1947, con Batista en el poder cubano,
Norteamérica les calla. Ante el dominicano sabotea
que vayan los valientes a decir a Trujillo:
«Te llegó la hora».
Desde la provincia cubana de Camagüey,
llegamos, para decir: Véte. Tú no representas
el Bien de la Patria. «Eres un cochino en palacio.
Eres El Jefe de la porquería, el hurto
y la sexopatía.
Eres un Rubirosa con gafas, ocultando
el derroche, una guayabera blanca vistiendo
podredumbres interiores, olor a grajo y sobaquina,
a cadáveres desaparecidos y tortura y ultraje».

Este junio de 1949, cadáveres flotan
sobre la Bahía de Luperón. Otra vez las tropas
de Trujillo detienen la incursión de la vergüenza
y diez años más tarde se repite en Constanza,
Maimón y Estero Hondo. Iban a decirle al Dictador
cómo te llama realmente: el Jefe de lo inmundo,
demonio facho en medio de infiernos y cortinas
de plátano, genocida su nombre,
masacrador de haitianos
y un movimiento liberador vela,
te cuestiona, te desautoriza
y en 1959, desde Pinar del Rio, Cuba,
se hizo presente, se entrenó por tres meses
y se exhibió ante el Asesino para decirle su nombre:
Rafael Leonidas Trujillo Molina,
alias El Jefe.

9. La última gota

Fidel, por tí, héroe de Sierra Maestra.
Ahora que bajes en triunfo con tu Revolución,
vamos a ejecutar a otro ladrón,
Encárgate de Batista y sus esbirros
de Rafael Díaz-Balart, segundo de Batista,
de Ugalde y el coronel Merln Sosa,
masacrador en la sierra cubana.
Déjanos a De la Maza y a mí
vengar las mariposas;
Patria, Maria Teresa y Minerva Mirabal…
él las mató, ¿quién, si no
un asesino, tirano como él, de quien
no hablará este civismo descarado,
tímido, hipócrita, pudrido, que llaman
la democracia gringa y el sueño americano,
quién, si no
esta componenda de silencios traidores
con mordaza de miedo que no tiene disidencia real
sino suma tras suma de conspiraciones,
desfiguradoras pantallas que lloran a Rómulo Betancourt
y su payasada de democracia de papel
o a la Iglesia Católica, con uha mano de ladrona menos
y calla este noviembre del ’60
la muerte de Rufino, el chofer,
y de tres mariposas, quién, si no
este desesperado asesino que te mira,
triunfante en el 59 y adivina, Fidel,
que le está llegando
la hora.

10. Canción de los ejecutores

Tú no me tienes feliz.
«Porque todo lo quieres para tí, cabrón».

Antes de que te vayas a largar,
hasta la Hacienda Fundación en San Cristóbal
te buscaré. Conmigo está De la Maza
y Luis Amiama Tió.

«Porque tú robas y no sabes repartir, cabrón»,
con Toño Imbert vengo y te voy a matar.

Desde mayo, cantamos que te vamos
a joder, o te vamos a emboscar,
en ese pensamiento la cúpula de Juan Tomás
y yo, de la Maza, Amiama y yo,
estamos.

07-05-2006 / De «El libro de anarquistas»

Carlos López Dzur es un poeta caribeño. Hostosiano y martiano.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario