Cultura

La envidia es mala consejera.

Y tuve envidia
de todo lo que crecía
y hubo días terribles,
desconcertantes,
donde llegué a envidiar
el crecimiento
de tus blancos cabellos
de tus uñas.
(La poesía y yo, Miguel O. Menassa)
Hace un tiempo escribí un pequeño artículo referido a la cultura o a la ausencia de la misma cuando una busca apoyos en organismos institucionales. Muchas veces te cierran las puertas de los centros culturales, las ayudas oficiales o los circuitos de difusión. Eso me hizo acordarme de las palabras del poeta cuando dice:
La Cultura
debe ser destruida
en su totalidad.
Hundir
entre sus carnes amadas
un poema.
(La poesía y yo, Miguel O. Menassa)
No es esa “cultura oficial o popular” la que nos interesa, “Para un poeta, sólo una apuesta. Saber elegir entre los mejores, los mejores”. Huidobro, Césare Pavese, Maiakovski, Aleixandre, Breton, Germán Pardo García, Cernuda, Menassa… Grandes poetas que nos encaminan a la verdadera cultura, escritores que han sido muchas veces olvidados en el fondo de las bibliotecas y que muchos no aciertan ni a pronunciar.
Es bastante paradójico que se critique el apoyo de una institución como es el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre a una candidatura al premio Nobel de Literatura, paradójico porque el mero hecho de haber sido propuesto como candidato ya supone un premio, la mayoría de los escritores o los que así se hacen llamar, nunca podrán llegar a serlo. Baste leer el extenso currículum del autor, Miguel Oscar Menassa, para corroborar la candidatura, si uno tuviera potestad para ello. Publicó su primer libro con 21 años y desde entonces no ha dejado de hacerlo. Libros de poesía, narrativa, psicoanálisis, importante editor de revistas como El indio del Jarama, Las 2001 Noches, Extensión Universitaria, etc. Director y actor de cine. Fundador del Movimiento Científico Cultural Grupo Cero. Pintor de más de 1000 cuadros, etc. Y, lo que es más importante, sigue en activo, sigue creando a sus 69 años.
De su poesía han dicho otros grandes poetas:
Antonio Aliberti: “En Menassa todo confluye en poesía, la poesía se justifica por sí misma.”.
Alberto Luis Ponzo: “Hay algo que se cumple en la poesía de Menassa, y es que escribe sobre lo que está pasando, pero no a cada uno de nosotros, sino lo que está pasando y deben saber las generaciones futuras”.
Juan Jacobo Bajarlía, (homenaje a Miguel Menassa en la Biblioteca Nacional, agosto 1995): “Estamos enfrente de una poesía que instaura los valores inalienables de la dimensión humana, una poesía en la que Miguel Menassa funda el objeto polisémico de un fervor que se hunde en las raíces del hombre para extraer las verdades absolutas o permanentes, como escribía Heidegger cuando definía la poesía como la fundación del ser por la palabra.”
Nicolás del Hierro: “Yo, un poeta de lenta elaboración, tengo, a fuerza de ser sincero, que descubrirme ante el torrente hermoso de quienes como tú escriben.”
Concepción Silva Belinzón (uruguaya): “Con un sistema poderoso de señales, Menassa consigue el hallazgo imprevisto de hoy y de siempre. Y lo hace como culminación de toda aquella belleza, superando sus propios elementos, porque puede erigir en Cuerpo Poético las relaciones y correspondencias entre los seres y las cosas, el misterio y el sentido de su trabajo creador. Cuando leo sus libros, mis manos se llenan de estrellas. ”
Leopoldo de Luis (Premio Nacional de Literatura 1979) dice: “Hay dos clases de poetas: la del que requiebra a la poesía y la seduce con joyas verbales, y la del que se acuesta con ella, Menassa es de estos últimos.”
Resulta lastimero que sea la envidia la que mueva a alguien a criticar un apoyo a la cultura. Es muy fácil decir que uno es culto cuando se vive de ayudas públicas, pero no lo es tanto cuando es uno el que se paga sus publicaciones y todos sus proyectos. Llorar porque se ha dejado de percibir una ayuda pública puede tener algún sentido, pero no el de querer destruirlo todo, no el de impedir que crezcan otras iniciativas.
Quien no sepa valorar la obra de un gran autor como es, en este caso, la obra de Miguel Menassa, habla de su propia incultura, de su propia pobreza. Como dijo el poeta: “La cultura es gratis, si no consigo ser rico, por lo menos tendría que ser culto”. Los libros están en las librerías, en las bibliotecas, hasta en internet, sólo basta leerlos para valorar la obra de un gran poeta, como hay pocos.
“La poesía es un ruido como de cien mil cañones emparentados con lo más potente de lo humano; el resto, todo el resto, fusiles podridos por el tiempo”.
Agradezco el apoyo, no económico, si no simbólico, aún más verdadero, del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre y de muchos alhaurinos, que han sabido recoger el reconocimiento que se le está brindando a esta obra ya producida y que muestran su interés en seguirla conociendo.
“Si es posible el poema, es posible la vida”. Miguel Oscar Menassa.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario