Cultura

Pobre ignorante de la vida

Pobre ignorante de la vida que creíste en el amor eterno y ahora descubres en tus propias carnes la volatibilidad de los sentimientos. Justo cuando dejaste de buscar porque parecía que habías encontrado, va el destino y te entrega lo que siempre habías estado buscando, ¡mal nacido el destino!

Pobre infeliz que siempre protegiste tu corazón y ahora lo tienes roto en mil añicos, imposible de recomponer desde la cobardía o la lealtad, en ocasiones sinónimos de fatídico desenlace y desesperanzador futuro.

Pobre soldado de lo políticamente correcto que siempre te aferraste a las convicciones sociales como quien sobrevive en la cabeza de un clavo ardiendo, y ahora añoras la gallardía que siempre te faltó para dar el triple salto mortal que te ayude a seguir viviendo.

Pobre enamorado preso del amor, de otro, no del tuyo, en una prisión placentera pero usurpadora de la libertad, una prisión en la que sobrevivir el resto de tu vida mientras echas de menos los brazos que nunca te acogieron.

Pobre loco asustadizo que te estremeces cuando la ves, que sientes tu día iluminado cuando te sonríe, que emanas alegría cuando la escuchas reír, que te regodeas en la lujuria cuando sientes el calor de su enfado, deja de esconderte y huye de las profundidades de la infelicidad.

Pobre ignorante de la vida que no sabe que camino tomar.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario