Ciencia

Desaparecen las tumbas de los reyes de Buganda en Kasubi

Un trágico incendio ha destruido casi por completo las Tumbas de los reyes de Buganda en Kasubi (Uganda) edificadas en 1882 e incluidas como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 2001. La importancia de las construcciones radica en su valor inmaterial, ya que están íntimamente vinculadas a las creencias y la espiritualidad de la población, así como a las nociones de continuidad e identidad.

“Las Tumbas de los Reyes de Buganda en Kasubi son un sitio del Patrimonio Mundial de gran significado cultural y espiritual”, afirmó Irina Bokova, Directora General de la UNESCO. “Su destrucción es una trágica pérdida para la humanidad”.

Las tumbas de los reyes o kabakas de Buganda ocupaban unas 30 hectáreas de colinas ubicadas a cinco kilómetros del centro de Kampala, (capital de Uganda).

El antiguo palacio de los kabakas construido en 1882 y transformado en cementerio real en 1884 se alzaba en lo alto de la colina de Kasubi. Su edificio principal, de planta circular rematado por una cúpula y denominado Muzibu Asala Mpanga, albergaba las cuatro tumbas reales que han resultado muy dañadas por un incendio cuyas causas se desconocen aún.

Estas tumbas figuran en la Lista del Patrimonio Mundial desde 2001 cuando fueron reconocidas como obra maestra de la creatividad humana por contener testimonios elocuentes de las tradiciones culturales del pueblo baganda, el mayor grupo étnico de Uganda. Desde su creación, a finales del siglo XIX, era un centro religioso muy activo.

“Quiero asegurar a los ugandeses que la UNESCO está dispuesta a movilizar expertos que ayuden a las autoridades locales a evaluar los daños y planear acciones para repararlos”, aseguró Bokova.

Las tumbas suponen un ejemplo notable de obra arquitectónica realizada con materiales orgánicos: madera, paja, juncos, cañas y adobe. Asimismo, la importancia del sitio estriba en su valor inmaterial puesto que está íntimamente vinculado a las creencias y la espiritualidad de la población.

“Debido a que las construcciones eran de paja y de madera, los esfuerzos para apagar el fuego fueron vanos. Después del incendio acudieron al lugar grupos de manifestantes que sospechaban que había sido provocado, y al parecer dos de ellos murieron debido a disparos de la policía”, informa un comunicado de la UNESCO.

Bokova ha hecho un llamamiento a la calma y declara que la UNESCO “está dispuesta a ayudar a las autoridades de Uganda a evaluar los daños y planear maneras de reparar este importante centro religioso del país”.

Fuente: SINC

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario