Cultura

La Caja de Pandora de mi corazón

Si tú me dices ven, no sé si iré, mi lado pasional, febril, irreflexivo me empuja a dejarlo todo, e ir, pero mi lado racional, pausado, reflexivo me retiene como si de una Caja de Pandora extrapolada a mi propia persona se tratara.

Dentro de mí se vive una batalla en la que no hay lugar para prisioneros, una batalla a cara de perro con un final traumático, en ambos casos, por el capricho, por el maldito capricho de los sentimientos, volátiles a su antojo, ahora blanco, ahora negro, blanco sólo hasta que yo diga negro.

Me río yo de batallas que decidieron guerras, de invasiones históricas repletas de vidas entregadas para mayor gloria de generales incorruptos, ésta, la que se dirime en mi cerebro es de dimensiones universales, de las que tergiversan el devenir de la historia, en este caso, la mía.

No hay ni buenos ni malos, amigos ni enemigos, es una guerra entre iguales, el amor pasado, revestido ahora de cariño, y el amor presente, disfrazado de sueños de futuro en un idilio reconciliador, entre mente y alma.

Sólo un culpable en todo esto, yo, y dos víctimas propiciatorias en el vaivén involuntario, pero dañino, de mi corazón.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario