Sociopolítica

El IRS, Joseph Stack, el terrorismo de derecha y el Congresista Steve King

Esto es parte de la «mentalidad de las derechas», con un signo de dólar por alma y en el puño un fusil de soldado. Corren a defender las tropas americanas, hagan lo que hagan, peléen o no guerras injustas e ilegales. Este sentimiento tribal es irracional; no es realmente amor por sus familiares reclutados en el Ejército. Las tropas suelen estar en riesgo cuando se van al Mediano Oriente; los políticos quieren que allá se queden, «defendiendo la democracia». Este grito especialmente es lanzado gente necia y guerrerista como el fallido candidato presidencial republicano (McCaine). Cuando se quedan en Irak o Afganistán, donde no les llaman y les envío la ambición política del aparato militar-industrial (más que la necesidad de proveer defensa efectiva), la angustia del veterano es tan intensa que les destruye sus vidas. Más tropas mueren por suicidio que en batallas o misiones.

Congresista Steve King. Fuente: http://www.kingwatch.org

Pero los grupos guerriristas de los EE.UU. necesita de esta sangre como en un ritual vampírico de modo que puedan gritar que la nación es heroica. Esta gente enfermiza e idiótica de los «republicanos» (el principal partido que los asocia como derecha demencial pro-halcones), ha descubre un nuevo enemigo en los hombres y mujeres del IRS (del Servicio de Rentas Internas, recaudación de impuestos). Estos trabajadores federales, por causa del sistema que vivimos, es el que recauda las finanzas para que el gobierno funcione. Inclusive el dinero que se derrocha para pagar por el envío de tropas a estas guerras inútiles que EE.UU. pelea, a fin de perpetuarlas en su peor resultado (la miseria del pueblo agredido) se pagan con los impuestos que el IRS recauda; pero el IRS también recauda para que se hagan carreteras, autopistas, edificios y hospitales públicos. Con lo que el IRS recauda se pagan los jugosos sueldos de muchos burócratas, que incluyen a
congresistas y otros vividores xenofóbicos que abarrotan las filas del Partido Republicano.

El dinero recaudado por razón de impuesto se puede mal utlizar, así como utilizar para buenas cosas. Con dinero federal del IRS, se dan servicios médicos a tanto militar que viene herido o mentalmente descentrado. El soldado en la guerra es uno de los paga el Medicare de la abuelita. La gente quiere una sociedad con buenos alimentos, libre de delincuencia y vicio; pero, muy pocas veces, destaca las labores hacia meta y tarea que realiza el IRS.

Acabo de leer in artículo de E. J. Dionne Jr., titulado «In Praise Of The IRS» / Elogio de IRS, que expone la hipocresía que en los EE.UU. se vive.. El recuerda a un ciudadano fanatizado, Joseph Stack, quien voló un aeroplano sobre un edificio en Austin, Texas, con el objetivo de atacar una oficina del IRS. Como producto de su imprudencia «terrorista», este gringo / no talibán ni islámico / mató a un ex-veterano de Vietnam, de 68 años de edad, Vernon Hunter, quien era empleado en la oficina de IRS, allí en Austin. De la víctima, Dionne Jr. dice: «Vernon Hunter was a patriot who died serving his country. We should be grateful to him and to those who carry on his work». Del suicida y terrorista Joseph Stack, dice lo mismo que del congresita Steve King y la prensa: «Vergüenza debiera darles».

Ni la prensa ni los republicanos han discutido en rigor sobre este «acto de terrorismo» de Stack. Aquí es donde E. J. Dionne Jr. repasa la hipocresía de lo acontecido y cómo lo digiere este sector de derechistas: «The news reports were remarkably muted, and the story quickly disappeared». Pero si hubiese sido un árabe, o un indocumentado, o un extranjero cualquiera, quien cometiera tal imprudencia, o fuese el aviador suicida, quien con su acción pusiese en riesgo a las 200 vidas humanas en dicho edificio, ésto hubiese ocasionado un escándalo sensacionalista. «It would have been big news for weeks and an enduring symbol of the risks taken by those who serve their country».

Para estas fechas, cercanas al 15 de Abril, los cacatúas / «right-wingers» / llenan páginas de comentarios estúpidos sobre el IRS que, si bien es injusto en muchos aspectos, lo que se vale es reformarlo. Esta es la actitud progeresista. No empezar a quemar oficinas del IRS o hablar disparatadamente como quienes quieren apantallar como listillos al comparar a los agentes de rentas internas con los «peores zares rusos» y dictadores totalitarios de un sistema de impuestos que símbolo arbitrario de opresión. Y el hecho es que hay «racionalizadores» del uso del terror, agitadores oficiales de esa derecha ignorante. Esa es la esencia del movimiento antigubernamental tea party movement, que sostuvo marchas el jueves pasado en varios estados. En una Washington, el congresista republicano Michele Bachmann, de Minnesota, calificó al gobierno de Obama de «gangster government». Calificativo que mejor les calificaría a ellos, pájaros disparando a las
escopetas.

Otro extremista de la Derecha es el congresista republicano del Estado Iowa, Rep. Steve King, quien justifica veladamente al «suicide bomber» Joseph Stack y discursa ante una Conferencia de Acción Política Conservadora que el IRS es una agencia innecesaria. Instiga el miedo entre contribuyentes al decir que el IRS auditará a quienes, por ley, tendrá que adquirir el recién aprobado seguro de cobertura médica. Douglas Shulman, Comisionado del IRS, dijo al Congreso que su agencia no lo hará. Pero los enemigos del Seguro Médico que aprobara la Administración Obama asustan con «penalidades» por no comprarlo como demanda la ley y, al decirlo, sirven al propósito de inventarse perseguidores y adjudicárselos al IRS.

En fin, entre el acto de Stack y el de Timothy McVeigh la diferencia es el número de víctimas. El 19 de abril de 1995, la conspiración anti-gubernamental y anti-impuestos, liderasa por el ex-veterano Timothy McVeigh ocasionó 168 muertos, al impactar su camión-bomba en las afueras del Alfred P. Murrah Federal Building. Sería bueno que se tomara notas de los congresistas republicamos que con el pretexto del Tea Party Movement falsean la historia, los hechos, los motivos y se ponen abiertamente en una actitud subversiva y terrorista. Claro está, cobardes al fin, incitan con doble moral, tiran la piedra y esconden la mano.

Y esconder la mano es la esencia misma de la hopocresía de los guerreristas. Siempre dispuestos por dinero, por la ganancia de su élite, de dañar a su propia nación, con terrorismo interno al estilo del Tea Party Movement, o comprometiendo recursos enormes con el aparato militar-industrial para satisfacción de los Chenney.

Estos que se quejan del IRS y salenn dizque por defensa del más pobre, no se duelen de que la guerra en Irak, en cierto momento, costara $10 billones cada mes, al tiempo en que el hombre estadounidemse pagara $4 por galón de gasolina por ir a su taller de trabajo. Esta fue la economía del Presidente Bush y el Senador McCain: «writing blank check after blank check», cheques en blanco, uno tras otro, para el Departamento de Defensa, hasta arruinar el país. Y llorar ahora que han perdido ante los demócratas. Sí, quéjense, republicanos, del IRS. El desastre creado por ustedes.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario