Economía

Análisis de las medidas anti-déficit de Zapatero

Zapatero ha vuelto a confirmar que sus palabras están vacías y que cuando hoy dice blanco podemos estar seguros de que mañana dirá negro, si así le conviene. El problema no es que hoy haya anunciado las medidas que ahora vamos a analizar, ante lo que no ha tenido elección, ya que le han forzado desde las altas esferas, el problema viene de su discurso demagógico y vacío de otros días, que negaban la mayor y que ahora se tiene que comer con papas.

Las nueve medidas que ha anunciado Zapatero hoy son:

1. Reducción de sueldo de los funcionarios: Reduce un 5% el sueldo de los funcionarios para 2010, y lo congela para 2011, añadiendo una reducción del 15% del sueldo de los miembros del Gobierno. Se trata de una medida correcta y ante la que no se puede decir nada. En época de crisis los únicos trabajadores que no temen por su empleo son los funcionarios públicos, por lo que es justo que colaboren reduciendo su salario para compensar su estabilidad.

2. Congelación de las pensiones: Se elimina la revalorización de las pensiones públicas para 2011, a excepción de las no contributivas y las mínimas. Para mí es un error, porque genera una pérdida de poder adquisitivo de una parte importante de la población, que carece de otros ingresos. Reducirá el consumo y polarizará las diferencias sociales.

3. Endurecimiento de la jubilación parcial: Ya no será tan fácil optar a la jubilación parcial, con cargo a las arcas de la Seguridad Social. Me parece una buena medida, porque la jubilación parcial provocaba falta de estabilidad laboral en los sustitutos de los jubilados parciales y limaban la productividad laboral de los jubilados.

4. Eliminación del cheque-bebé: Se elimina la medida más absurda de la historia de la democracia. Una ayuda directa sin proporcionalidad en el nivel de ingresos sólo genera falta de equidad social. Fue una medida electoralista y aunque sea de esta forma y tan tarde, se agradece su eliminación. Eso sí, el Gobierno debería de buscar un sustituto adecuado, porque España sigue con tasas de natalidad ridículas.

5. Control de los medicamentos: El Gobierno intentará fomentar las monodosis y controlar las recetas expedidas por los facultativos. Es una medida que no se puede más que aplaudir desde el escándalo que produce el que no se estuviera aplicando con anterioridad. Está claro que el rigor sólo aparece cuando se esfuma el dinero.

6. Ley de dependencia: Se elimina la retroactividad. Es duro, pero hay que reconocer que la retroactividad era una carga demasiado pesada. Lo correcto hubiera sido lo que se aplica ahora, es decir, que se empiece a cobrar desde el reconocimiento del derecho.

7. Reducción de la Ayuda Oficial al Desarrollo: Se reduce en un total de 600 millones de euros. Siempre que hay que apretarse el cinturón se recurre a la exigüa Ayuda Oficial al Desarrollo, lo cuál me parece de una falta de ética galopante. Los países occidentales tenemos una deuda contraída con los países menos desarrollados, porque de ellos nos aprovechamos tantos años como quisimos y ahora es el momento de devolver una parte de nuestro expolio. Recortar dinero de esta medida presupuestaria demuestra el poco socialismo del gobierno socialista de Zapatero.

8. Recorte de inversión pública: Se recortará la inversión pública hasta en 6.000 millones de euros. Esta medida provocará un riesgo evidente de caída en la recesión. En tiempos de crisis en los que la iniciativa privada no es suficiente para tirar del carro de la economía, es el sector público el que debe paliar esta falta de actividad con la inversión pública. Recortar inversión pública es un error.

9. Reducción de gasto autonómico y municipal: Se insta a los gobiernos autonómicos y municipales a recortar sus gastos hasta en 1.200 millones de euros. Totalmente de acuerdo.

En definitiva, nueve medidas que pueden ayudar a cumplir el objetivo marcado de los 15.000 millones de euros pero que se enfocan demasiado en el recorte de los gastos sociales y de inversión pública, en lugar de centrarse, como deberían, en la reducción de los gastos corrientes, el verdadero pozo sin fondo del ejecutivo de Zapatero.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario