Sólo sé que no sé nada

1
145

Lo dijo Sócrates. Y lo dijo, “Asumiendo una postura de ignorancia, interrogando a la gente para luego poner en evidencia la incongruencia de sus afirmaciones; a esto se le denominó “ironía socrática”. Su mérito más grande fue crear la mayéutica, método inductivo que le permitía llevar a sus alumnos a la resolución de los problemas que se planteaban por medio de hábiles preguntas cuya lógica iluminaba el entendimiento.  Según pensaba, el conocimiento y el autodominio habrían de permitir restaurar la relación entre el ser humano y la naturaleza.”
A nosotros, los ciudadanos de a pie, al pueblo y que no le llegamos ni al tobillo a Sócrates, nos queda la intuición sabia y la sospecha fundada (primera ironía). Nos queda el “a mi me parece que”; “el creí-que y el pensé-que” que, como decía un viejo profesor que tuve, son hermanos de “tonteque”. Nos queda, en fín, el derecho al supremo mosqueo y a tener de manera frecuente, la mosca detrás de la oreja (segunda ironía).  No podemos hacer otra cosa. Está demostrado. Por mucho que nos manifestemos y nos organicemos. No tenemos nada que hacer. Bueno sí, nos queda (además) el derecho a protestar, a denunciar, a gritar, a escribir, a opinar y a pensar en voz alta, que no es poco. Derechos a los que tenemos que agarrarnos como tabla de salvación. Y digo que ha quedado demostrado con, por ejemplo, la suspensión a ejercer como juez al Sr. Garzón para llevar a cabo sus investigaciones, particularmente las que afectaban a los crímenes del franquismo y a la corrupción del caso Gürtel, que afecta directamente a un Partido Político que se ha opuesto sistemáticamente a dicha investigación. Curioso ¿verdad?  ¿Para qué han valido tantas manifestaciones a su favor de tantos intelectuales y artistas, del mismísimo pueblo?. Para casi nada. Y nadie, excepto unos cuantos, minoría dicho sea de paso, se explica la susodicha suspensión. Minoría liderada por una organización-partido-asociación-grupete, llamada pomposamente “Manos Limpias” o para asombro y estupefacción del personal, familiarmente llamada Falange Española.  Ñossss….¡¡¡ que fuerte ¡¡¡¡. Ya lo dije en otra ocasión: muertos no, estaban de parranda. Sabemos que no sabemos nada, sin ironía y sin sarcasmo. Sigo. Ha quedado demostrado, después de las medidas tomadas por el Gobierno de Zapatero, que esto no es socialismo, ni cosa que se le parezca. Aquí quien manda es Don Capital, o sea, poderoso caballero, como dijo nuestro genial Quevedo. Dinero, haberlo haylo… pero no rula o circula sino en determinados entornos. Y a mansalva. Lo peor es que nos quieren hacer creer que ha desaparecido como por arte de magia. Por otro lado, ha quedado demostrado que los sindicatos son el mejor instrumento que tienen los mas favorecidos. Los más protegidos. Los que no tienen el menor atisbo de la espada de Damocles encima. Desde que José Luis, se lío la manta a la cabeza, adornada con barras y estrellas, recortando el 5% al sueldo a los funcionarios públicos, inmediatamente Cándido-UGT y Toxo- CC.OO, convocaron huelga (o sea paro oficial para los que no paran de trabajar: ironía, la mía) para el próximo 2 de Junio. Hace ya más de un año, el paro invade nuestro país como el petróleo está invadiendo el Golfo de México. ¿Quién ha protestado por ello? ¿Quién se ha movido a favor de toda esta gente?. Sólo sabemos que no sabemos nada, pero lo intuimos o lo imaginamos.  También, y yo de una manera particular, sigo sin explicarme el porqué (es decir, insisto, sólo sé que no sé nada)  de unas manifestaciones hechas recientemente en Portugal por “il capo” de la ICAR, Joseph, digo, cuando dijo: (Wikipedia).“El aborto y los matrimonios entre personas del mismo sexo son opuestos al Bien Común” (conjunto de condiciones sociales que permiten y favorecen en los seres humanos el desarrollo integral de todos y cada uno de los miembros de la comunidad.). Ante esta chorrada pontificia, declaro y denuncio que este señor sufre demencia senil, aunque oficialmente no se sepa ni salga a la luz pública pero lo intuimos. Lo imaginamos. Tampoco, y termino por hoy, sabremos con certeza (aunque lo intuimos y nos lo imaginamos) el porqué un profesional de la prensa deportiva, de cuyo nombre no me quiero acordar, se ceba con un pobre hombre, mendigo y alemán él, en un país que no es el suyo. Tremenda suerte que tuvieron él y los hinchas atléticos de que el otro equipo no fue germano que si no, y como mínimo, les cortan los huevos allí mismo. Craso error el suyo que pagará (eso sí que lo sabemos) en esta vida. Digo que eso sí lo sabemos por aquello de que: “A cada cerdo le llega su sanmartín”. O también por el otro refrán que dice: “El que nace lechón, muere cochino.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here