Sociopolítica

¿Necesidad o Ideal?

Hace ya unos años que Argentina está triste y preocupada, al igual que otros tantos países latinoamericanos y, por qué no, se pueden agregar también algunas sociedades europeas. El principio es al fin el resultado, la vivencia diaria, eso que exactamente experimentamos cuando dejamos la seguridad (no en todos los casos) del hogar. Las personas estamos pasando por una crisis que, más que financiera o política, refiere al compromiso individual y humano que deberíamos haber sabido respetar –nos- durante las últimas décadas. Claro está, que todo se encuentra íntimamente relacionado, pues cada uno de nosotros hace su parte en la comunidad que le toca.

Aparentemente la indiferencia criada por nosotros mismos, en los últimos tiempos está mostrando sus frutos, y hemos de revertir de algún modo esta situación, que como bien lo comentaba al principio, salta de un lado del planisferio al otro sin distinguir ninguna diferencia. En una importante similitud, gran parte de las familias de su ciudad y de la mía estamos protegiéndonos de las mismas problemáticas.

Las ideologías políticas han sido manoseadas y utilizadas como banderas para los fines egoístas y pendencieros de muchos de nuestros gobernantes (no todos, habrá excepciones, claro está), así el socialismo se confunde con su propio antagonismo; la derecha por su parte -y solo por oposición a las actuales izquierdas- posee un discurso socialista y en esta maraña de banderas desgastadas por la ambición y el poder, los ciudadanos sobrevivimos entre inflaciones, sueldos indignantes, pocas infraestructuras sociales, una altísima estadística de inseguridad y un sentir humano proporcionalmente inverso a los disparatados grados de corrupción de nuestros gobiernos, entre otras problemáticas. Hasta aquí, y de seguro estamos bastante de acuerdo. Esto es simplemente una mirada, un pensamiento libre de cualquier dogmatismo, siendo que la emergencia social es aguda y la preocupación es compartida por un importante número de personas, me gustaría resaltar algunas de nuestras preciosas responsabilidades que construyen la realidad cotidiana de nuestras ciudades. Entre ellas nuestro rol político.

Nuestro rol político. /” La política, del griego πολιτικος (pronunciación figurada: politikós, «ciudadano», «civil», «relativo al ordenamiento de la ciudad»), es la actividad humana que tiende a gobernar o dirigir la acción del estado en beneficio de la sociedad” / Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Política.  Como verán del dicho al hecho hay un largo trecho, y si deseamos realmente un cambio en nuestros entornos será necesario del compromiso de todos, pues cualquier actividad o conducta del estado y su poder es el reflejo de sus individuos participantes, por lo tanto comencemos a sensibilizarnos con lo que le pasa a nuestros conciudadanos  (administremos nuestro aspecto humano), porque de no defenderlos llegará el momento en que nos toque a nosotros padecer de la misma desprotección. Preocupémosno de unificar ideas y terminar con la segmentación,  recordemos que no somos víctimas de esta situación sino participantes de la misma, y que nuestro pensamiento, siempre es un aporte, nuestra actitud lo determina y nuestros enfoques personales y diversos son netamente fundamentales para orientarnos a futuros sociales saluables.

Nuestro Rol Político, refiere al trabajo y respeto por nosotros mismos, a la guía amorosa de nuestras familias,  y al cuidado de nuestro entorno, a la rectitud, al honor… Es increíble terminar de escribir estas palabras y pensar que suenan demasiado idealistas…

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario