Cultura

“Vamos directo al abismo y seguimos con el pie sobre el acelerador”


El filósofo y ecologista español, Jorge Riechmann, ha subrayado en la presentación de su nueva obra “Entre la cantera y el jardín” la necesidad de hacer reformas urgentes para lograr una economía sostenible y respetuosa del medio ambiente. Ante el uso irresponsable de los recursos naturales, el autor ha mostrado su faceta más crítica y ha señalado el interés de una auto-contención. Según él, la permanencia del hombre en el actual camino de despilfarro y de abusos es una verdadera locura.

La negación de la realidad

“Todos sabemos que los  recursos son limitados”, ha explicado Jorge Riechmann para señalar que el debate ya no reside tanto en demostrar si los recursos son infinitos o si podemos seguir de la misma forma durante muchos años más. Es evidente que debemos hacer unos cambios inminentes. Todos somos conscientes de ello pero, como bien lo describe el ecologista español, seguimos persistiendo en una dirección equivocada: la del consumismo irresponsable. Para apoyar este argumento, sólo tenemos que atenernos a los informes de los expertos y a las noticias de los medios de comunicación masivos: el calentamiento global, la desaparición de especies y el grave desequilibrio Norte-Sur son algunas de las evidencias directas. Todas ellas están al alcance de la gran mayoría de la opinión pública.

Con su libro “Entre la cantera y el jardín”, Riechmann arremete contra la ceguera humana. “Vamos directo al abismo y seguimos con el pie sobre el acelerador como si no supiéramos nada”, comenta el filósofo. Esa negación de la realidad podría compararse con la tendencia destructiva de un adicto que consume hasta la muerte. Sólo tenemos dos vías: seguir tratando al planeta como una cantera inagotable o considerarlo como un jardín al que amamos.

Responsabilidad y auto-contención

Jorge Riechmann es autor de varias obras que invitan a una profunda reflexión y a un cambio de filosofía. La auto-contención que propugna no es una simple limitación a un sistema productivo en busca de nuevos valores. Se trata de dar un sentido a la vida, de usar la razón y el corazón, y no limitarse a reproducir esquemas destructivos. En la última obra de Riechmann, destacan ciertas ideas pertinentes que ilustran este pensamiento crítico. Una de ellas es que “existe una manera sencilla de resolver bien un montón de tormentos morales: desechar de una vez lo cuantitativo a favor de lo cualitativo”.

Si bien algunos datos tienen una consonancia pesimista, el filósofo abre algunas puertas para la esperanza. “Muchas sociedades han logrado un esfuerzo de auto-contención y de consumo responsable”, explica él para luego señalar que el ser humano es esencialmente social y que puede lograr un equilibrio entre la independencia, la razón y su entorno. Muchas ideologías han tratado de construir el hombre nuevo sin lograrlo y, refiriéndose a una cita del poeta alemán Brecht, Jorge Riechman ha querido señalar que “el Hombre nuevo es el hombre viejo en situaciones nuevas”. En nuestro contexto, ya tenemos un cambio de escenario y es que, por si no ha quedado claro, se agotan los recursos del planeta…

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.