Cultura

El Ciempies Humano.

TÍTULO ORIGINAL
The Human Centipede

AÑO
2010

DIRECTOR
Tom Six

REPARTO
Akihiro Kitamura,Dieter Laser,Ashley C. Williams,Ashlynn Yennie

NACIONALIDAD
Holanda / UK

FECHA DE ESTRENO
2010

SINOPSIS

dos jóvenes norteamericanas que realizan un viaje a través de Europa tienen una avería en el coche en mitad de unos bosques en Alemania. Buscaran ayuda en una casa donde vive un maléfico doctor.

CRÍTICA

Tom Six se hartaba de declarar que su sueño no es otro que acogerse al cine de horror. Fue algo extraño ver que sus primeras producciones se adscribían a la comedia. Con Honeyz se daba a conocer en su Holanda natal.

El motivo fue claro, En su país resultaba del todo imposible debutar en el género ya que no tienen tradición en este tipo de cine. La única manera de conseguir una financiación adecuada en pos de sacar adelante su verdadero propósito no fue otra que adscribirse a unos encargos que le dieran cierta fama y como no, fondos suficientes.

Una vez cumplida la misión, ya podía embarcarse en su verdadero rol. El resultado es realmente inquietante, comparado al primer periodo de Cronemberg dando varios pasos en su visceralidad. La verdad es que viendo el guión que el angelito se traía entre manos, es normal que le negaran la producción. El ciempiés humano comienza con ciertas normas básicas. Supongo que todos recordaremos en decenas de filmes los turistas perdidos que terminan en la boca del lobo. El Mad Doctor no es tampoco novedoso, ya que es todo un subgénero en cuestión. Donde verdaderamente radica el escándalo es en los experimentos del buen médico. Este no se dedica a crear zombis, no le interesa emular al Herber West de Reanimator.

El hombre deja a otros de sus compañeros a la altura del betún, su experimento consiste.

– Debo avisarles que la siguiente descripción puede herir la sensibilidad de quien lea esto. Mejor para el lector que escoja otros modos de lectura más inofensivos, si sigues leyendo te recomiendo que no estés comiendo o el bocata acabara entre el teclado del ordenador en lo llamado vulgarmente en vomito. Dicho esto allá voy y les aseguro que hoy no probé el Speed ni otras variantes alucinógenas.

Un alemán se presenta como un cirujano retirado, especialista en la separación de siameses. Los tres nuevos pacientes serán objeto de una siniestra y enfermiza operación cuyo objetivo es la creación de un ciempiés humano, uniendo sus cuerpos a través de sus sistemas gástricos.

Básicamente, se trata de unir la cara de cada una de los pacientes/víctimas al culo del paciente/víctima anterior. Casi nada… Recalco que el que esta cosido al ano del otro se alimenta de lo defecado por este y sucesivamente.

Evidentemente tan bizarro experimento sí que resulta toda una novedad, a ver quién es el valiente que encuentra un argumento similar. Dejando claro que nos encontramos por decirlo suavemente con algo realmente enfermizo es interesante saber cómo optará el realizador el traslado de semejante guión en sus imágenes. La sorpresa es mayúscula, quien se espere un festival morboso de imposible encuadernación repulsiva de fotogramas es mejor que se olvide. Tom demuestra una gran pericia, sugiere en sitio de mostrar, con una firme dirección. Notables esos planos detalles sobre el rostro del genial actor Dieter Laser “Visto entre otras en Baltic Storm” que sostiene en su aterradora composición un maremágnum de emociones, todas ellas retorcidas. De monos a más es un carrusel que va atrayéndonos de forma sutil al tenebroso mundo de una mente depravada con una parte final de impagable resultado. Su bajo presupuesto se nota en el maquillaje o efectos especiales, esos defectos técnicos no se echan en gran medida en falta ya que repito el fuerte de la cinta es el aspecto psicológico y el juego macabro establecido por el experimento. Se ayuda de una fotografía oscura que logra transmitir la inquietud y una banda sonora bien elegida en su tratamiento de notas secas que cortan la respiración.

Toda una experiencia en un producto que desde ya se puede convertir en un clásico.

Lo Mejor: La interpretación del poco conocido pero gran actor Dieter Laser, la dirección de Tom Six. Elegante en todo momento, su sorprendente guión.
Lo Peor: Ciertos aspectos técnicos.
Un 8.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario