Economía

Reducción al absurdo (La austeridad elevada a la máxima potencia)

Podría escribir cualquier tontería sobre la economía, como vengo haciendo últimamente, pero la verdad es que no me apetece, no sé, debe de ser que hace demasiado calor, o que estoy algo saturado de los mismos asuntos, de las mismas cuestiones, de las mismas teorías.

Porque no sé si a ti también te ocurre, querido lector, que te da la sensación que llevamos años y años hablando de lo mismo, que si la reforma del mercado laboral por aquí, que si la congelación del crédito por allá, que si adelantamiento de elecciones generales por el otro lado, que si el PP presenta un recurso ante el Tribunal Constitucional, lo mismo, lo mismo y más de lo mismo cada día.

Me apuesto contigo a que si hoy grabamos el telediario de las nueve, y nos lo ponemos dentro de un año tendrá todo el sentido del mundo y las noticias que deberíamos haber escuchado hoy serán perfectamente válidas entonces, dentro de un año. Porque al final terminamos hablando siempre de lo mismo.

Ello provoca, evidentemente, desapego de la sociedad con la vida pública, con el quehacer diario de los políticos que no aportan nada interesante, sólo generan caos, problemas, corrupción y repetición de los mismos errores en los que ya caímos en el pasado, es la historia de nuestra vida.

Por ello, aprovechando, además, que hoy es festivo en muchas Comunidades, que no en la que resido, por cierto, me tomo un día sabático, un día de relajo en el que no criticaré a nadie, no trataré de exponer ninguna de mis absurdas propuestas, ni mostraré mi camino a los interesados en seguirlo.

Me limitaré a planear unas vacaciones que no voy a poder tomarme por falta de recursos financieros, a volver a hacer las cuentas de casa para intentar llegar a fin de mes, y a plantearme una vida de austeridad plena y absoluta a todos los niveles porque digo yo que si las Adminstraciones Públicas han estado aprovechándose de nuestro dinero para malgastar, tal vez se al momento de que los ciudadanos malgastemos aprovechándonos del dinero de nuestras Administraciones Públicas.

¡Un momento! Pero si hago eso sería como malgastar mi propio dinero, nada vuelta a empezar, regreso a la austeridad.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario