Cultura

Así aprendo, hombre

“Así aprendo, hombre”, palabras tan en desuso, palabras en el baúl de los recuerdos, sustituidas por las siempre arrogantes y pretenciosas “eso ya lo sé” o el típico y tópico “ya lo hago yo”.

Y es que la sociedad de hoy en día ha perdido su capacidad de aprendizaje, porque convive con inseguridades esenciales e inevitables, unas inseguridades generadas por la sociedad de consumo y por la frivolidad del tener, que ha relegado a la sobriedad del ser.

Hoy ya nadie quiere aprender, porque todos los sabemos todo, somos tan necios que nos creemos en posesión de la verdad absoluta, cuando el más torpe de los filósofos sabe que la verdad absoluta no existe, como no existe nada absoluto, todo es relativo, lo dijo Einstein, pero cualquiera lo pudo haber dicho, y fíjate si seré necio que yo mismo estoy utilizando una verdad absoluta.

La sociedad me ha succionado, me ha convertido en uno de los suyos y ya me comporto como cualquiera, me comporto como si estuviera en posesión permanente de la verdad y reniego de las opiniones ajenas tachándolas de ignorantes, cuando el verdadero ignorante soy yo por no aprender de ellas.

Pero aquí me planto, aquí digo basta, y reclamo a la sociedad lo que me exijo a mí mismo, aprender, aprender y aprender, este es el momento, un momento de crisis existencial, teñida de economía, un momento ideal para crecer todos juntos y de la mano aprendiendo los unos de los otros.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.