Crítica de “El circo de los Extraños”

0
111
Cartel "El circo de los Extraños"

CIRQUE DU FREAK cuenta la aterradora historia de un chico que rompe, por desconocimiento, la tregua establecida hace más de 200 años entre dos facciones enemigas de vampiros. Atrapado en un mundo fantástico poblado por monstruos incomprendidos y grotescas criaturas nocturnas, el adolescente abandona la seguridad de una vida aburrida para cumplir su destino en un lugar sacado de las pesadillas.

Darren (Chris Massoglia) tiene 14 años y se parece a la mayoría de los críos de su barrio residencial. Pasa mucho tiempo con su mejor amigo, saca buenas notas y no suele meterse en líos. Pero el destino ha querido que un circo ambulante se cruce con Darren y con su amigo, y algo empieza a cambiar dentro de él. A partir de ese momento, un vampiro llamado Larten Crepsley (John C. Reilly) le convierte en algo, digamos, sanguinario.

Este recién no muerto se une al Cirque du Freak, un espectáculo ambulante poblado de criaturas monstruosas, entre las que hay un chico serpiente, un hombre lobo y una mujer barbuda (Salma Hayek), encabezadas por un gigantesco voceador (Ken Watanabe). Mientras Darren aprende a usar sus nuevos poderes en el oscuro mundo, se convierte en una importante pieza para los vampiros y sus temibles enemigos. Además de intentar sobrevivir, el adolescente deberá luchar para que la guerra entre los dos bandos no devore lo que queda del mundo de los vivos.

El Circo de los Extraños

Crítica: Al igual que su hermano Chris Weitz responsable de la segunda entrega de la saga Crepúsculo “Luna Nueva“, Paul Weitz dirije también la adaptación de otra saga Vampirica de éxito literario, “El circo de los Extraños“, y ambas tienen un denominador común, son productos realizados para un público adolescente que desmitifican el género de los vampiros, mostrándonos a unos vampiros guaperas, con sentimientos, para nada sanguinarios, que pueden salir a la luz del día y que no tienen la sed de sangre de sus predecesores, atrás quedan las formidables “Drácula de Bram Stoker” , “Jóvenes Ocultos“, o “Entrevista con el Vampiro“. Pero me temo que el enorme éxito de la saga “Crepúsculo“, o series como “True Blood” y “Crónicas Vampíricas“, solo son el principio.

El comienzo de “El Circo de los Extraños“, prometía con unos geniales títulos de crédito iniciales, que muestra una animación en 2D muy bien realizada, pero el film pese a contar con estrellas de gran talento (Salma Hayek, Ken Watanabe, Willem Defoe…), quedan desaprovechadas y no llega a ser un producto siquiera entretenido, creo que el mejor trabajo de los hermanos Weitz fue la comedia “American Pie”. El film podía haber resultado un producto muy oscuro y hubiera sido interesante haber desarrollado más a los personajes, sobre todo los primeros días de Darren como Vampiro, el por qué de la obsesión por los vampiros de Steve, o mostrarnos más del circo y su peculiares habitantes, convirtiéndose en un homenaje de “Freaks” de Tod Browning, pero nada de nada, ni siquiera el maquillaje de el hombre lobo resulta creíble. Quizás destacar la breve aparición de Willem Dafoe, seguramente junto a los títulos de crédito mencionados lo mejor de la película, se nota que este tipo de papeles le encantan al actor.

El Circo de los Extraños

En definitiva una película que se queda en un simple intento de emular el éxito de sagas como “Harry Potter” o “Crepúsculo”, pero se queda solo en eso, un intento; de hecho los malos resultados obtenidos en USA, pueden haber sido uno de los motivos por los que haya llegado a las pantallas españolas con tanto retraso y que corra la misma suerte que el film de Chris Weitz “La Brujula Dorada” y no lleguemos a ver sus secuelas. Mi nota del 1 al 10, un 4,5.

Fuente: Cinemascomics.com