Sociopolítica

¿Se impartirá en inglés?

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                     

     Siglo a siglo vemos como la Iglesia Católica va evolucionando. Poco a poco, sin prisas. Ahora dicen los obispos que el masturbarse ya no provoca ceguera en los que lo  practican, no. Ahora la Iglesia ha llegado a la conclusión de que la masturbación es un “vicio”  o “defecto” que genera “adición” y así lo pone de manifiesto en su anuncio de que en los colegios religiosos y en sus parroquias van a impartir clases de educación sexual para niños y adolescentes. A tal efecto el Arzobispado de Valencia ha comprado para sus centros un programa llamado Saber Amar Básico Escolar (SABE) que consta de 18 sesiones de 90 minutos cada una (mitad prácticas, mitad teóricas) para alumnos entre los 5 y los 14 años, según informa el Diario El Plural haciéndose eco de la noticia publicada en el periódico Levante. Lo de las prácticas “teóricas” casi lo puede comprender. Se les hablará, pienso yo, a los niños y adolescentes de que no deben de entrar en  ese círculo “vicioso”, pero lo que no me queda claro es lo de las clases “prácticas”. Porque si estas clases “prácticas” se concretan en practicar la masturbación y hacerles ver que esto no crea ningún tipo de “satisfacción”… No sé, no sé.

    En el programa BASE también figura el rechazo de los métodos anticonceptivos con mensaje como que ninguno “evita del todo la posibilidad del embarazo”. Por lo visto aquí la Iglesia está por aquello de “ante la duda abstención”, no tomar anticonceptivos y dejar que la procreación sea lo más abundante posible, sobre todo en los países subdesarrollados donde a diario mueren centenares de niños por falta de alimentos. Por lo visto el difundir y facilitar medios anticonceptivos y dar de comer a las gentes del tercer mundo es más caro que gastarse, como se van a gastar, 50 millones de euros en la próxima visita del PP a  Madrid para esa Jornada Mundial  de la Juventud, a lo mejor el Papa les habla sobre el “vicio” que supone el masturbarse y que eso de que se podía quedar ciego quien lo practicara había sido una “mala” interpretación. También se dice en el programa base que “hay que esperar al matrimonio para tener relaciones sexuales”. A este respecto he de recordar aquello de que “quien no la corre de soltero/a, la corre de casado/a” No es tan malo haber tenido otras experiencias cuando una persona no estaba atada a otra por lazos sentimentales o matrimoniales. Y no estoy bromeando. En todos los órdenes de la vida siempre las cosas resultan mucho mejor cuando se tiene experiencia.

       Se decía que la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) era una forma de adoctrinar a los alumnos, no sabemos esto en que va a consistir, aunque el conseller Font de Mora, que ha acogido con mucho entusiasmo esta iniciativa de los obispos valencianos, asegura que se impartirá esta enseñanza siempre que la misma sea “libremente elegida por los padres”. ¿Se imagina usted que en un colegio religioso algún padre se pueda oponer a ello? Podría sí, ¿pero cuando duraría la estancia de su hijo en el colegio?

      De todos modos una duda queda en el aire y más estando Font de Mora de por medio, esta duda no es otra que de la si esta asignatura para la “educación sexual” se impartirá en inglés como Camps y Font de Mora, decretaron que la EpC se enseñara en inglés.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.