Sociopolítica

Escuadrones de la muerte siembran el terror en Honduras

El mundo no está amenazado por las malas personas, sino por aquellos que permiten la maldad. – Albert Einstein-

En los años de 1980, el gobierno de los Estados Unidos, utilizó a Honduras como práctica para las operaciones anticomunistas de Ronald Reagan en Nicaragua, en El Salvador y en Guatemala y como un portal para que la Nueva Derecha Cristiana derrotara la Teología de la Liberación.

La cruzada anticomunista de Centroamérica, provocó el nacimiento de escuadrones de la muerte que causaron el terror en aquellas décadas, naciendo la primera generación de torturadores latinoamericanos, oligarquías regionales, cubanos anticastristas, mercenarios, ideólogos del Opus Dei y enormes púlpitos evangélicos.

Hoy en pleno siglo 21, el pentágono y la administración Obama, “resucitan” a Fernando “Billy” Joya Mendola, qué, en los años 80 fue miembro del Batallón 316, una unidad paramilitar hondureña responsable por el desaparecimiento de cientos, y que ahora trabajó como asesor de seguridad de Micheletti y lógicamente dirigiendo nuevamente hoy los escuadrones de la muerte, en el gobierno de Porfirio Lobo Sosa, también al veterano del Irán-Contras, como Otto Reich, quien dirigió el gabinete de la diplomacia pública de Reagan, que malversó el dinero público para manipular la opinión pública para apoyar la guerra de la contra nicaragüense, así como el golpe de Estado en Honduras.

¿Para quienes trabajan ellos? ¿Quién dio la orden para que estos “ilustres personajes” dieran el golpe de Estado-Militar en Honduras? Los Halcones de la CIA, que son ellos los que mandan en Estados Unidos,(porque tienen las armas y el poder económico) y no Obama, porque Obama es como todos los Presidentes del mundo que dependen de la oligarquía de su País, algunas cosas las hacen, pero otras decisiones, tienen prácticamente que pedirles permiso, a los poderes facticos, o simplemente obedecer los dictados de estos, y si no hacen caso a lo que les ordena su oligarquía entonces les darán un golpe de Estado-Militar, como ocurrió en Honduras, con nuestro Presidente, José Manuel Zelaya Rosales, que desafío a la oligarquía hondureña, para ayudar al pueblo y eso provocó que la oligarquía hondureña enfureciera (14 familias) y lo defenestraran del poder.

¿Cómo dejaremos de señalar a los Estados Unidos? El Presidente Obama dijo, que dejáramos de señalar a Estados Unidos, de ser el culpable de todas las desgracias en América Latina, y que miremos hacia el futuro, quiere decir entonces, que usted hombre y mujer hondureño, que me lee olvídese del golpe de Estado-Militar y olvídese de los muertos, de las mujeres violadas por los militares y policías, desaparecidos, de los golpes, patadas, gases tóxicos, brutal represión por manifestarse pacíficamente en las calles, también de que el Pentágono y la administración Obama apoyaron el golpe, y las elecciones sin revertir el golpe de Estado, descaradamente sin importarles el pueblo hondureño, el cierre de medios de comunicación, burlándose del sentir de la comunidad internacional que repudio enérgicamente este zarpazo a la democracia hondureña.

Presidente Obama no podemos dejar de señalarlos, acaban de humillarnos con un golpe de Estado-Militar.
Si ustedes no hubiesen apoyado este brutal golpe de Estado-Militar, esta dictadura no hubiese durado ni una hora, ni siquiera se hubiesen atrevido, a dar el golpe, porque habrían pensado que Estados Unidos defiende las democracias lo cual no es así, lamentablemente, en vez de fortalecerlas, ahora atenta contra ellas, apoyaron al general Romeo Vásquez Velásquez, y a la cúpula militar, muchos de ellos que salieron de la Escuela de las Américas.

Ustedes permitieron y asesoraron a sus amigos en su “política astuta” para que en el 2002, intentaran derribar a Hugo Chávez, y después, Robert Carmona y Otto Reich, lograron desestabilizar al presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide, resultando en su derrumbamiento en 2004.

Estos “personajes” como Carmona, tiene una fundación (Fundación arcadia- de Carmona), que esta enarbola su institución en defensa de la democracia, como otros, pero lo hacen lógicamente para despistar, y utilizan estas organizaciones para destruir, como fue en el caso del Presidente Zelaya, cuando comenzaron la campaña de desprestigio en su contra, y luego la demonización de Hugo Chávez, de que se comería a los niños, violaría a todas las mujeres en Honduras, y una serie de estupideces que lo hicieron para meterle miedo a las personas, en una guerra mediática orquestada por los medios de los golpistas, pero nada de esto hubiese ocurrido sin la intervención de los Estados Unidos.

Hoy como en los ochentas los escuadrones de la muerte, siembran el terror en Honduras, son grupos represores del Estado, que atentan contra la vida de todo hombre y mujer que alza su voz en contra del golpe de Estado, o en contra de todo aquel que sale a las calles a manifestarse de forma pacifica, sobre sus espaldas esta la muerte de Juana Bustillo, presidente del sindicato de IHSS en San Pedro Sula, también otras muertes ocurridas en este gobierno de Porfirio Lobo Sosa, el amordazamiento de la libertad de expresión en contra de radios como radio Uno, el colega Luis Galdámez (atentado que casi acaban con su vida), y de muchos mas que hoy están siendo perseguidos de forma sistemática y quieren hacerle creer a la población que estas muertes son provocadas por el crimen organizado o la delincuencia común, estas que son formas de operar nada nuevas por estos escuadrones de la muerte.

Don Porfirio Lobo Sosa, bien lo dijo Albert Einstein “El mundo no está amenazado por las malas personas, sino por aquellos que permiten la maldad”
¿Seguirá usted permitiendo que los escuadrones de la muerte sigan matando a más hermanos y hermanas hondureñas?

Escritor: José Francisco Mejía Ramírez
[email protected]
Miembro de la Sociedad Literaria de Honduras

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario