Cultura

Hablamos con… Francisco López Barrios

por Roberto Carlos Miras

En el año 1996, caía en nuestras manos “Murieron para vivir” subtitulado como “El resurgir del Islam y el Sufismo en España” (Argos-Vergara) de Miguel José Haguerty y del escritor y periodista, Francisco López Barrios. Han pasado los años, y López Barrios vuelve a tomar la temperatura del Islam. ¿Es posible un Islam Occidental? Nacido en Granada, pero gallego de adopción, intenta en su nueva obra, “La conspiración de los Ulemas” (Almuzara) acercar al lector a la historia de la segunda religión más importante número de creyentes, desde sus inicios hasta la actualidad más reciente.

P- ¿Han pasado muchos años de un libro a otro?

R- ¡La verdad es que sí! Han pasado muchos años desde que publiqué “Murieron para vivir”, aunque en el intervalo he publicado libros de contenido literario y algunos relacionados con el mundo islámico: “Balada para la toma de Smara”, “País de larga pena” y este último, “La conspiración de los Ulemas”, que es en él que he volcado más cantidad de información y de reflexión, útil, quizás, para los lectores interesados en estos asuntos.

P- Tanto en “Murieron para vivir” como en “La Conspiración de los Ulemas” se alude en la  biografía de Francisco López Barrios a su vinculación con Galicia…

R- ¡Efectivamente! Tengo raíces gallegas, mi padre nació en la provincia de Pontevedra, concretamente en Tui. Terminó la carrera de Derecho en Granada y allí conoció a mi madre y nací yo. Después, por razones familiares, me tocó vivir en La Coruña y hacer el bachillerato en una academia, la Academia Galicia, en la que fuimos compañeros de clase algunos coruñeses hoy conocidos, como es el caso de Nonito Pereira, con el que compartí aula, Pedro Vasco Pardavila, y otros.

P- Al leer tu libro, me dio a impresión de ser una obra pedagógica, como si quisieras advertir al lector de que, para entender el Islam, hay que saber de que estamos hablando…

R-El libro permite dos lecturas: una, de orden pedagógico, porque nosotros en España tendemos a confundir, quizás por un sentido de la democracia mal entendida, opinión con información. Me explico: aquí opina todo el mundo de todo; en ocasiones, sin tener ni idea de casi nada. De manera que he intentado que cumpla dos funciones: una pedagógica, para que él que lea el libro pueda tener más o menos una opinión clara sobre lo que significa el Islam, y otra informativa, para que con los datos que recibe pueda entender sin problemas, por ejemplo, las razones del conflicto entre el Islam y el Cristianismo, los orígenes ideológicos de Al Qaeda, de personas como Osama Bin Laden… y, una segunda función de análisis histórico que he pensado que era conveniente hacer, puesto que también en el Islam ha existido una manipulación, igual que en el cristianismo y me refiero a la creación de estructuras jerárquicas, al nacimiento de altos dignatarios poseedores en exclusiva de la Verdad con mayúsculas, etc. Algo que también sucedió en el mundo islámico a partir de la muerte del Profeta de los musulmanes.

P- ¿Y quienes la realizan?

R- Los Ulemas, o los también llamados Mulás. Ahí tenemos el caso de Irán, gobernado por el equivalente a nuestros Obispos. No son lo mismo, pero la comparación sirve para entendernos. De eso, también trata el libro.

P- Malo entonces para las religiones mezclarse con la política…

R- Son asuntos sobre los que hablado poco en los Cursos de Verano de varias universidades de Andalucía. ¡Ésta es la clave! El cristianismo, por ejemplo, fue en su origen una doctrina de solidaridad y de humildad, casi, como diría Nietzsche, de consagración de la pobreza, aunque sea indirectamente. Sin embargo, a partir del gran pacto realizado en tiempos de Emperador Teodosio entre la Iglesia y el Estado, se transformó en la religión oficial del aparato de poder.

P- ¿Todas las religiones tienen un nexo en común?

R- Sin duda. Muchas veces pensamos que el Islam es una religión independiente del Judaísmo o del Cristianismo. Pero hunde sus raíces en las fuentes bíblicas. Son interpretaciones del mismo hecho histórico, las revelaciones de Dios a Moisés. Por cierto que, aun reconociéndole al Judaismo su originalidad en el hallazgo del Dios único, no hay que olvidar que los primeros atisbos de este Dios se habían dado previamente en otros contextos culturales, como en Irán o Egipto, con el culto al Dios Aton propuesto por el Faraón Akenatón.

P- ¿Qué quieres decir?

R- Que en lo que podríamos llamar la gran encrucijada entre Oriente y Occidente, – Irán, Babilonia, Egipto, etc – sobrevoló en la mente de los seres humanos, desde el tiempo más antiguo, la idea del que luego sería Jehová, Dios o Alah.

P- ¿Y Mahoma?

R-El propio Corán asegura – y eso lo recojo en “La Conspiración de los Ulemas”- que Mahoma no es el fundador de una nueva religión, sino un amonestador, un Profeta que viene a llamar la atención tanto a los judíos como a los cristianos y a decirles: “¡Os habéis separado de las verdades esenciales de la religión: sólo hay un Dios, eso lo sabéis, pero luego os pasáis la vida peleando sobre si Dios tiene tres personas o es una sola o si Jesús fue Dios o no..”

P- Mohamed Abdelaziz, presidente de la República Árabe Saharaui Democrática decía: “A Dios se le puede rezar en cualquier sitio, pero ahora necesitamos hospitales”. Y Mansur Escudero, Presidente de la Junta Islámica de España, viene a decir más o menos lo mismo…

R- He cenado con Mansur Escudero hace tres días en Almería. Aunque ocupa muchos espacios en los periódicos por su carácter extrovertido y por sus propuestas espectaculares respecto a que los musulmanes puedan rezar en la Mezquita de Córdoba y  los cristianos en algunas Mezquitas de Turquía, lo cierto es que se arriesgó mucho cuando  demostró, con el Corán en la mano, que el terrorismo de Al Quaeda y Ben Laden está absolutamente reñido con los principios islámicos.

P-  Sorprendió en su momento la condena de Salman Rushdie por parte del Ayatolá Jomeini; y, sin embargo, era desconocido que el Presidente de la Junta Islámica en España. Mansur Escudero, hubiese proclamado una fatua contra Osama Ben laden…

R- Los nuevos musulmanes españoles se mueven por cauces independientes y renovadores del Islam. No todos, claro, pero si los sectores más interesantes desde el punto de vista intelectual. La propia prensa árabe o musulmana, se sintió ofendida por unos musulmanes occidentales españoles que se atrevían a opinar abiertamente en contra de un tipo como Osama Ben Laden, que despierta tantas pasiones entre los jóvenes islámicos..

P- ¿Quién es Mansur Escudero?

R- Un hombre de una valía intelectual grande. Trabajó muchos años con el desaparecido siquiatra y reconocido hombre de izquierdas, Carlos Castilla del Pino, además de realizar cursos en París con varios de los promotores de la nueva psiquiatría mundial. Y, tras dedicarle media vida al estudio y la práctica de su profesión de médico/siquiatra,  decidió abandonarlo todo y cruzar desde España hasta China, haciendo un viaje de iniciación durante el que convivió con todo tipo de personas en el norte de África, en Oriente Medio en Afganistán o la India. Un largo viaje en busca del Conocimiento, con mayúscula, similar al de Roger Garaudy, en el caso de Francia, que fue miembro del Comité Central del PCF. El propio Mansur Escudero, fue también antifranquista y ahora es musulmán y sufí. Por cierto que el Sufismo es una línea dentro del Islam a veces heterodoxa y en muchas ocasiones perseguida. O sea, que las personas que proceden culturalmente del cristianismo y han pasado por las ideologías de izquierda, protagonizan un fenómeno curioso  dentro del Islam.

P- ¿Volvemos a los años sesenta?

R- Quizás no se trate tanto de volver a unos años determinados, como de que le resulte cada vez más atractivo a muchos jóvenes recorrer los caminos de la espiritualidad. Eso es lo que hizo Mansur, pasar del comunismo al budismo y del budismo al Islam. Un largo camino para una persona inteligente y pacífica que, como es fácil suponer, tiene algún que otro problema con los Ulemas (sonríe)

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario