Ciencia

Las hembras de delfín son mejores madres gracias a sus ‘amigas’

Más de 25 años de estudio y observación han permitido a un equipo internacional de científicos analizar los efectos de los factores sociales y genéticos de los delfines. Según el estudio, que se publica en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), las madres delfín son mejores si cuentan con la ayuda de sus amigas hembras.

“No se habían estudiado nunca los efectos genéticos y sociales sobre la reproducción en las poblaciones naturales, lo que resulta sorprendente”, explica el Bill Sherwin, director del proyecto e investigador en la Escuela de Ciencias Biológicas, de la Tierra y el Medio Ambiente de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia).

Los investigadores descubrieron que podían analizar a los delfines con observaciones a largo plazo centradas en las hembras que se asociaban entre sí. A continuación los científicos cruzaron los datos y los pusieron en común con sus conocimientos sobre relaciones genéticas.

El nuevo estudio, que se publica en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), demuestra por primera vez que los efectos sociales como los genéticos son importantes para la reproducción.

Según los investigadores, “el éxito de una hembra a la hora de cuidar a sus crías se ve muy reforzado por la relación social con otras hembras que sean muy buenas madres o gracias la ayuda de las hembras con las que está emparentada y que cuidan bien a sus crías”.

Interacción de factores sociales y genéticos

“Tener dentro del propio entorno a hermanas, tías y madres con buenos resultados en lo que a la cría se refiere hace que una hembra obtenga resultados mucho mejores. Pero las ventajas que aportan los individuos que se asocian a ellas socialmente son más importantes para las parejas de hembras que contaban con menos parientes genéticos”, asegura Sherwin.

Según Celine Frere, autora principal del estudio e investigadora en la Universidad de Queensland (Australia), “aún no está claro por qué los delfines hembras precisan de esa ayuda para convertirse en buenas madres”.

“Los delfines de esta población sufren ataques de tiburones, así que la protección que prestan otras hembras podría ser provechosa para la reproducción. Pero las hembras podrían necesitar protección también frente a otros miembros de su propia especie, sobre todo cuando son jóvenes”, añade la investigadora.

En otro estudio publicado a principios de año, el equipo demostró que las hembras más jóvenes son susceptibles de recurrir al apareamiento endogámico, con lo que disminuyen las cifras de la reproducción, ya que las crías resultantes presentan un destete más lento.

Fuente: SINC

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario