Cultura

Crítica de “Ladrones”

Patraña entretenida que te ayudará a desconectar de tus problemas personales gracias a la concatenación de escenas trepidantes al más puro estilo televisivo y a que, en ningún momento, repito, en ningún momento, te hará pensar.

Partiendo de un guión convencional y mil veces repetido, unos ladrones que quieren dar el golpe de su vida para retirarse y unos policías que quieren evitarlo, “Ladrones” construye una serie de personajes estereotipados y sin ningún fondo que no soportarían la película por sí mismos.

Tal vez por ello el director, un tal John Luessenhop, del que sólo conocíamos la olvidable “Prisión sin ley”, se dedique a ponerles en situación de estrés permanente en las que lo que destaca son los fuegos artificiales y de artificio en constantes persecuciones, peleas callejeras a tiro limpio y acción, mucha, acción.

Tanta acción te invita a coger, en el sentido castellano, se entiende, un gran saco de palomitas y sentarte junto a todos los adolescentes de postín de tu ciudad para saborear la esencia de la simpleza narrativa llevada al máximo exponente.

Aún reconociendo que la película es entretenida y se te pasa a una velocidad de vértigo, hay que reprochar al director que no sea capaz de sacarle ni un minuto de buen cine a todo el presupuesto que habrá tenido entre manos.

Un buen cine que sigue brillando por su ausencia en casi todos los productos que nos llegan de allende los mares, películas preparadas para el consumo rápido de los adolescentes. Hemos pasado del fast food al fast movie, películas que se ven y se olvidan.

Además, se está produciendo una peligrosa traslación del lenguaje televisivo, más rápido y generalista, al lenguaje cinematográfico, en principio más íntimo y particular, que nos llevará a la desaparición definitiva de la palabra arte al hablar de cine.

En definitiva, “Ladrones” es una película para perder el tiempo, si tienes tiempo que perder, aunque si tienes en aprecio el valor de tu tiempo te recomiendo un buen libro antes de entrar en el cine a ver este bodrio entretenido, por ejemplo, “Lo raro es vivir”, de Carmen Martín Gaite.

Publicado en el blog de Letras (Tu revista literaria)

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario