Un Estado irresponsable, es tiránico

0
37

 

            Cuando el Gobierno que dice gobernar un Estado, no cumple ni con los mínimos necesarios para con sus gobernados, hay que calificarlo así; y en España ya están ocurriendo demasiadas cosas que demuestran esta perversidad de un poder, que se dice democrático, pero que luego actúa en muchos casos, como lo hacían aquellos sátrapas de hace milenios y que la historia nos relata con bastantes detalles.

            Un Estado no puede (de hecho lo hace aunque no debiera) exigirte un recargo abusivo, si no le pagas puntualmente un impuesto o tasa del tipo que sea y sin embargo, ese mismo Estado, te devuelve el dinero que te debe cuando a él le viene en gana y lo hace con unos recargos que él mismo fija y ello cuando lo hace, puesto que en muchas ocasiones ni ello; ¿Dónde está la igualdad o equidad democrática?

            Hay infinidad de empresarios que ya han desaparecido como tales (algunos hasta se han suicidado) simplemente por cuanto el Estado (central, autonómico o municipal) no les ha pagado a tiempo la deudas contraídas; y por el contrario, las deudas de estos empresarios con otras empresas, bancos, cajas, o con el propio Estado, eran ejecutadas inmisericordemente ante (incluso) tribunales que se denominan de justicia, cuando en estos casos la razón deductiva afirma que no lo son, pese a que y como es lógico, se rijan por leyes legales (que no justas según estos casos) y que los funcionarios han de cumplir, por aquello de que… “la ley es la ley”; pero algunas veces “son del embudo”.

            El Estado está “jugando” con los pagos y devoluciones del tan criticado Impuesto sobre la Renta y de forma abusiva, puesto que retiene cantidades a devolver y lo hace como ya arriba digo; o incluso (y ello es peor) obligando a pagar cantidades, que sabe que luego ha de devolver con intereses de demora; y lo hace incluso cobrando sanción por ello; pero y al parecer… “hay órdenes concretas que lo que hay es que recaudar y si luego hay que devolver, pues bueno… pero cuando llegue su tiempo”.

            Por este medio, el Estado y abusivamente, se garantiza unos préstamos obligados y que en conjunto, vete a saber las monstruosas cantidades que suman, pero ya digo… “es una forma indirecta de colocar deuda pública y por bemoles”, puesto que el contribuyente lo han colocado contra la espada y la pared y aunque le darán la razón y le devolverán lo suyo, pero ya digo… cuando convenga o pueda devolverlo el Estado.

            Se ha publicado que incluso en las devoluciones del IVA pagado de más, hay verdaderos “muros” ya establecidos, para ir dilatando en el tiempo, la devolución al acreedor del mismo, lo que igualmente ha creado y sigue creando situaciones límites, en empresarios endeudados o en período de crisis y cuya tesorería la han agotado y no encuentran préstamos asequibles. ¿Por qué todo ello? Sencillo, el Estado en realidad está en una ruina “latente” y no sabe como sacudirse de sus compromisos de pago, pese al ya excesivo peso de los impuestos que soportamos y que son en sí mismos, uno de los grandes frenos para que se produzca riqueza.

            Pero es que hay más; en el momento en que esto escribo, se publica lo siguiente y que por sí mismo ya dice la situación estatal: veamos.

            “No sólo las empresas tienen dificultades para ingresar en las arcas públicas las cotizaciones sociales de sus trabajadores. Las penurias económicas del Estado comienzan también a pasar factura a la Seguridad Social. Hasta el extremo de que el Gobierno central se ha convertido en su principal deudor. Los datos más recientes del sistema público de protección social reflejan, en concreto, que el Estado no ha ingresado en la tesorería de la Seguridad Social 5.207 millones de euros por cuotas de los trabajadores que están en situación de desempleo”. (COTIZALIA 23-12-2010)

 

            En la misma publicación se dan otros muchos datos muy preocupantes, que el interesado puede ver si le place, por lo que dejo la dirección.

            Todo ello nos da a pensar muchas cosas y no tranquilizadoras; puesto que ¿quién vigila las cuentas del Estado… la oposición que aspira a gobernar? No lo creo, o al menos no lo demuestra, puesto que igual que se le debe dinero a la Seguridad Social, igual se ha dispuesto de cantidades del fondo para pagos a pensionistas, e igualmente se le deben cantidades enormes y en fin, toda la contabilidad estatal, está llena de “apuntes” pero dinero es que no hay ni un céntimo ya.

            Sin embargo, se publican “apalancamientos políticos” para cuando llegue el retiro, disposición de fondos cuantiosos a destinos absurdos ya por cuanto de situación precaria tenemos los españoles y por lógica ha de ser antes lo de casa, que lo que pueda ser enviado a países y destinos de “amigos de allende los mares” y no hablemos de la disposición de fondos, que incluso un gobierno ya inexistente por haber sido derrotado en las elecciones catalanas, ha dejado apalancado para amigos o afines, en una economía que en realidad, está aun peor que la de España en su conjunto… lo que ya es decir de irresponsabilidad y falta de dignidad… “aunque estén dentro de la ley del embudo”.

            Sí, es verdad aquello de que… “la mujer del César, tiene que parecerlo y serlo”; pero si se la encuentran en (por ejemplo) “un burdel y ejerciendo”… ya me dirán, lo que se puede fiar del “César y su consorte”.

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen.ciudad.org (allí más)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here