Padres, hijos, enseñantes y gobiernos

0
38

El desastre nacional y en cueros vivo

 

            El día que esto escribo leo en una revista sobre un “encuentro”, entre un joven y un viejo que discuten y ello, se desarrolla a viva voz para que lo oigan todos los pasajeros del autobús donde viajan, sobre una línea urbana; en un momento se oye lo que sigue… “Los jóvenes de hoy crecimos con televisión, Internet, viajes al espacio… Nuestras sondas espaciales han visitado Marte… tenemos coches eléctricos y de hidrógeno, ordenadores que procesan datos casi a la velocidad de la luz… y mucho más. Luego de un breve silencio en el que el viejo no deja de mirar al joven le responde lo que sigue. Tienes razón, hijo mío, nosotros no tuvimos esas cosas cuando éramos jóvenes… Por eso las inventamos! Ahora dime arrogante presumido: ¿Qué estás haciendo tú para la próxima generación?” Y se escuchó un aplauso atronador en el autobús”.

 

            El mismo día, leo en prensa cosas así: “En la evaluación PISA 2009 han participado alrededor de 65 países entre los de la OCDE y otros, y Corea del Sur, Finlandia, Canadá, Japón y Países Bajos figuran a la cabeza. Entre las 14 comunidades autónomas que participaron con una muestra adicional, Madrid, Castilla y León, Cataluña, La Rioja, Navarra, Aragón, País Vasco, Asturias, Cantabria y Galicia se sitúan por encima de la media española. Murcia está prácticamente en la media, y por debajo se encuentran Andalucía, Baleares y Canarias, además de Ceuta y Melilla”. España sigue mostrando una situación alarmante y se sitúa entre los últimos países de los evaluados en esta muestra internacional.

            Muy recientemente leo otras noticias y las que afirman que los fiscales españoles están alarmados, por la cantidad en aumento, de hijos que pegan, maltratan y abusan de sus padres o abuelos; y esta es una noticia que no es nueva puesto que viene de atrás.

            ¿Qué está ocurriendo en España? Pues ocurre que esto ya es el desmadre y está saliendo a la realidad, el abandono en que ya se lleva desde hace mucho tiempo una de las principales (si no la principal) obligaciones de los hoy irresponsables (en mayoría) y que arriba los indico con letras bastante grandes.

 

            Los hijos son en general (salvo las ovejas negras que siempre hubo, hay y habrá) como la arcilla virgen que recoge el alfarero (por ejemplo) y de la que según sea el artesano o artista, van a resultar obras bien hechas o primorosas, o piezas de rudimentaria factura y sólo apropiadas para usos que dejo a cada cual los imagine.

            Pues bien esa es “la obra de alfarería humana” que se ha conseguido en las ya muchas décadas de no emplear la disciplina e incluso el castigo, que antes y digan lo que digan, emplearon con nosotros y a pesar de ello, se llegó a lo que arriba se dice de… “hasta llegar a Marte”; hoy la mayoría, no llegan a casi ninguna parte y grandes masas, simplemente se embrutecen en el alcohol, la droga, masivas y embrutecedoras reuniones de borregos atolondrados y adorando a figuras más o menos aberreantes o estrafalarias y poco más. Estos son los que sin haber dado golpe en su vida, sin haberse ganado ni un bollo del pan que se comen, son (ya muchos de ellos) los que incluso echan en cara a sus débiles padres, el haberlos traído a este mundo y les exigen todo cuanto quieren y más y sin prestarles contrapartida alguna.

 

            Los enseñantes (lo reitero puesto que Maestros no hay) pienso que si es que ni han sido ellos enseñados, qué van a enseñar a “las pobres criaturas que llegan a sus locales”. Los enseñantes se han dedicado a ese oficio, como podrían haberse dedicado a “perfumistas” (por ejemplo). Los verdaderos y vocacionales, nada pueden hacer, puesto que leyes y normas absurdas, los han maniatado, anulado y ya pintan casi nada; puesto que faltos de autoridad, y acosados por; veinte gobiernos autonómicos; que cada cual ha hecho un sistema propio de “desenseñanza” (que no enseñanza)… ya me dirán lo que pueden hacer, los que llevan dentro de su alma la noble tarea de enseñar al que no sabe.

            Por otra parte, ni se les ocurra darles un pescozón, padres y maestros; a tan “sublimes criaturas a educar”; puesto que los jueces pueden condenarlos “a galeras”.

 

            Los políticos (que ya se preocupan de que sus hijos vayan a escuelas selectas) y como ya he dicho muchas veces; los prefieren tontos, atontados, viciados y en definitiva aborregados al máximo, puesto que así los manejan mejor, “vía botellón, drogas, reuniones multitudinarias u otorgándole derechos que no merecen en absoluto”.

            ¿Qué porvenir le espera a tantos millones de desorientados, aborregados, enloquecidos, desilusionados y camino de ser parásitos? Responda el que sepa.

            Por descontado que hay excepciones en todos los campos, pero esos y en mayoría, ya están en el extranjero o pensando en irse, puesto que y es lógico… sienten asco de la nación (o lo que esto sea ya) en que nacieron.

            Sí… y lo dijo Cristo hace dos milenios… “no sólo de pan vive el hombre” ¡¡Que razón tenía, pero qué poco caso le hicieron en esto y en muchísimas cosas más!! Amén.

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen.ciudad.org (allí más)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here