Sociopolítica

Señora Ministra diga la verdad.

El Gobierno ha decidido frenar en los tribunales el catálogo gallego de medicamentos, la última decisión de la Xunta de Galicia para recortar el gasto de farmacia. Este catálogo deja fuera de la financiación pública fármacos que están subvencionados en el resto del país y los sustituye por una alternativa más económica, genéricos. Un genérico, es aquel fármaco con la misma composición e idéntica capacidad terapéutica que uno de marca, pero más barato. Con el argumento de que la incorporación de medicamentos es una competencia exclusiva del Ministerio de Sanidad, el Consejo de Ministros acordó presentar ante el Tribunal Constitucional un recurso para invalidar la normativa autonómica. Es la primera vez que se recurre al alto tribunal para detener una norma autonómica en materia farmacéutica.

Desde Galicia manifiestan que su listado no restringe la prescripción de los facultativos, sino que financia, entre presentaciones del mismo principio activo, el más “eficiente” (barato). ¿Dónde está el problema? ¿No es lógico? Según la información que nos suministran la racionalidad en el gasto no afecta en este caso a la calidad de la asistencia sanitaria. No se retiran medicamentos; se retiran marcas. No me justifique Señora Pajín que la gran industria farmacéutica genera mucho empleo, sus competidores los fabricantes de genéricos si Ustedes les dejan también lo generarán. Además tres meses bastan casi siempre, cuatro o cinco a lo sumo, para que todo vuelva al mismo sitio y el gasto en medicamentos siga creciendo, que es lo que el negocio exige. En esta ocasión también ocurrirá así, vaticinan los expertos.

Ministra de Sanidad si una comunidad autónoma juega con la salud de sus ciudadanos retírele la competencia, tiene su gobierno potestad. Impulse la creación de una central de compras que logre precios más competitivos que los que negocian las comunidades autónomas. Por lo menos, espero de Usted que se dedique más que a la labor de impugnar articulitos de leyes desfasadas en el tiempo a imponer que dos medicamentos que curan igual deban costar lo mismo.

Diga la verdad. Diga claramente de que lado está, con las industrias farmacéuticas, o con la calidad del servicio. Diga lo que está pasando que no entendemos nada y si no lo hace no nos quedará más remedio que pensar que se ha doblegado a los intereses del lobby de la industria farmacéutica. No juegue con nuestra esperanza, que es lo último que se pierde y más en materia sanitaria.

www.xente.mundo-r.com/ansede

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario