Estocada y descabello

1
34

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                        

     Lo que sobre la inclusión de imputados en las listas municipales y autonómicas han dicho Esperanzo Aguirre, esta reconoce que en su lista hay algún imputado pero por “tonterías”, o sea “imputadillos” de “poco calado” por lo que según ella se puede decir que en su lista no hay imputados,  y Ramón Luís Valcárcel, este último presidente de la Región de Murcia, me ha recordado cuando mis nietos trillizos, Carmen, Mireia y Jesús, andaban por casa alborotando y cuando una de las dos niñas se caía al suelo su hermano, Jesús, blandiendo un martillo de plástico de esos de fuelle que cuando golpeabas lanzaban un pitito, se abalanzaba sobre la que había sufrido la caída y le propinaba unos cuantos martillazos y yo le “recriminaba”: ¡Jesús! ¿Es que pretendes rematarla? Algo parecido le ha ocurrido a Francisco Camps, con Aguirre y Valcárcel, la primera se ha vanagloriado de no llevar ningún imputado, bueno, algún “imputadillo” si que va,  por el caso Gürtel en su candidatura a la presidencia de la Comunidad Autónoma de Madrid y el segundo se ha manifestado en el sentido de que él aboga por fijar una norma que excluya a los imputados de las listas. Esto debe haberle sentado muy mal a Camps pues en su lista autonómica y en muchas candidaturas locales en la Comunidad Valenciana van miembros del PP imputados y él no es una excepción. Como le ocurrió a mis nietas con su hermano, a Francisco Camps, Esperanza Aguirre le ha clavado el estoque y Valcárcel lo ha rematado con la puntilla.

     A todo esto hay que decir que la satisfacción de Aguirre por su impoluta decencia a la hora de confeccionar la lista queda un tanto empañada por el “Tamayazo” protagonizado por las tránsfugas Tamayo y Sáez, que propiciaron que ella lograra la presidencia de la Comunidad de Madrid. O sea que cuando uno se mancha las manos con algo “fuerte” por mucho que se las lave siempre le quedan restos entre las uñas. Con respecto a Camps y seguramente en un intento por “quedar” bien ha dicho de este lo siguiente: “Que yo sepa el señor Camps no se ha enriquecido con la política”. ¡Ojo al dato! Ha dicho “que yo sepa”, no que le puede constar fehacientemente. O sea que en vez de arreglarlo lo ha dejado peor. Resulta curiosa esta forma de manifestarse en los dirigentes del PP con respecto al enriquecimiento aprovechándose de la política. Ya a Javier Arenas, le extrañó que Chaves no tuviera dinero según su declaración de bienes “yo no digo que no sea verdad, pero que después de 30 años de en cargos públicos decirle a los andaluces que su bienes consisten en 3.000 euros, le quitan a usted mucha credibilidad”.  O sea, que según Arenas, es raro que alguien lleve unos cuantos años en política y no se haya enriquecido, imagino que tendrá su fundamento y experiencia para así afirmarlo. Bien es cierto que hay cargos públicos del PP a los que durante su mandato les ha tocado la lotería en tres o cuatro ocasiones y que a otros ha habido empresas a las cuales se le han recalificado unos terrenos en varias ocasiones y posteriormente le han comprado al mandatario público del PP unos terrenos rústicos a través de cuya operación de compraventa el cargo público del PP obtuvo unos beneficios de más de 900 millones de las antiguas pesetas. Es posible que la extrañeza de Arenas venga dada por estos casos o por algún otro más que seguro lo habrá.

     De todos modos cuando he leído lo de Aguirre y Valcárcel en una parte de mi mente se ha alojado el siguiente pensamiento: ¡¡Qué bochorno para Camps!! Pero en otro lugar de mi pensamiento he oído una voz que decía: ¿Tú crees?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here