“Arenas movedizas”… políticas y económicas

0
44

¿Cómo es posible que tanto delito manifiesto no tenga banquillo y jueces para ser juzgado con la severidad que tales latrocinios merecen?

 

            Recuerdo cuando yo más niño que joven, fui a ver una película de aquellas aún en blanco y negro, en la que aparecían unos exploradores perdidos en una selva y que desorientados entran en una ciénaga, donde casi todos ellos (“en las películas siempre se salva el héroe o protagonista”) caen en una zona de arenas movedizas y las que se van tragando uno a uno a aquellos aventureros. En la película se mostraban los últimos minutos de aquellos individuos, que mientras más se movían en las arenas más eran tragados por ellas y sus rostros desencajados por el terror, me martillearon mucho tiempo en mi cabeza… sobre todo de noche al ir a dormir, puesto que aquello parecía de una verdad horripilante y que el realizador cinematográfico logró en demasía.

 

            En la actualidad (y de ahí mi titular) los astutos, perversos e impunes políticos, han creado esa inmensidad de ciénagas llenas de arenas movedizas, pero en las que ellos navegan en ligeras y muy planas piraguas, mientras “han ido tirando a la ciénaga a infinidad de indefensos individuos”, que sin soporte o apoyo alguno, han ido ahogándose en esas insondables profundidades… que hasta los animales eluden, puesto que su instinto les salva… “y me lo decía al pie de una de esas ciénagas, un guarda de aquel parque natural que yo visitaba”; y a mi pregunta de que si allí caían los cuadrúpedos que yo veía pulular en grupos más o menos numerosos, pero cercanos a aquellos grandes pozos cuya profundidad nadie sabía.

 

            Esa es en terrible metáfora, la realidad que nos asola y de la que los culpables de la misma (son los políticos y nadie más: puesto que quién manda es el responsable de lo que ocurra en el territorio donde ejerce el mando)… no responderán de nada y pese a que los delitos (grandes delitos) se palpan con una claridad pasmosa; lo que demuestra por otra parte el que no hay justicia… o la justicia que hay no sirve para paliar y corregir los grandes desmanes (que son crímenes contra la sociedad) que ocurrieron, siguen ocurriendo y podemos estar seguros que lo van a seguir practicando, puesto que (reitero) la impunidad, la absoluta falta de escrúpulos, la amoralidad manifiesta, así nos lo dice y nos lo vaticina… los discursos políticos ya no se los cree nadie… sólo los que aspiran a vivir del dinero público son los que aplauden estos discursos, que están vacíos de contenido la mayoría de veces.

 

            Cuanto antecede me lo produce o provoca, noticias como las que siguen:

            La confiscada (“dicen que intervenida”) Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) en diez años de inspecciones “políticas” (el Banco de España es un ente político más) no le encuentran irregularidades… y no detectan (por ejemplo) el que los directivos de la misma (“consejeros le dicen, aunque menudos consejeros y consejos”) se conceden créditos millonarios en euros (se dice que más de 150 y menos de 200) entre los que destaca los del propio presidente del “tal consejo”, el que se concede nada menos que cinco millones… y además (se dice) que muchos de estos créditos se aplicaron a interés “cero” o a bajísimos tipos de interés. Mientras, estoy seguro, que muchos de los ahorradores y clientes que han conformado el capital de tal “banco” (ya las cajas de ahorros benéfico sociales, no tienen nada de aquello por lo que fueron fundadas y mantenidas, que principalmente era para acabar con los usureros)… han perdido sus bienes, por cuanto al no pagar, les han embargado… “hasta el apellido”.

 

            Otra noticia espeluznante, es la derivación de dinero, que el anterior gobierno (lo de gobierno es un sarcástico decir) del “tripartito” catalán, que ha dejado Cataluña, a la altura de la república griega; por lo que “la tendrá que salvar el resto de España” (esa España que estos indeseables no quieren reconocer su pertenencia)… han derivado dineros a países africanos y sudamericanos, en cantidades asombrosas y para fines que nadie en su sano juicio lo entendería por mucho que se lo expliquen; y lo que no es nada más que un asunto más, de los muchos de los derroches de estos indeseables, que han montado hasta redes propias de “embajadas en el extranjero”, amén de costearse automóviles “en masa” y alguno de ellos dotado hasta con… “cuarto de baño privado”.

 

            En las más pobre (que la han empobrecido aún más) el gobierno que ahora entra a gobernar y que lo hace “en minoría” (Extremadura) dicen que van a eliminar, nada menos que mil cuatrocientos (1400) vehículos oficiales y por cuanto sobran… ¿cuántos en realidad han comprado con el dinero del indefenso que “se ahoga en la ciénaga”? Pero no se habla de los enchufados que hay alrededor de este sobrante parque móvil, y todos los demás, puesto que los vehículos los podrán vender y recuperar el dinero, pero si los que los conducen, cuidan, mantienen, etc. no los despiden… ¿es que los van a seguir teniendo enchufados en el presupuesto? Si es así, apaga y vámonos.

 

            Y esto que cito, son “minucias” en relación… “a la metafórica ciénaga de arenas movedizas en que nos han convertido a nuestra España” Y aquí nadie responde de nada y como prueba, el último ardid del juez que juzgó la Masacre de Madrid… que trata de “no sé que subterfugio” (dicen que legal) para que el Ministerio de Interior y los que en el mandaron y permitieron… no sean juzgados, con todos los agravantes que se dicen claros y diáfanos, en lo que se ha denominado “El caso faisán”; donde son “las altas ramas las que se ven implicadas en unas connivencias con terroristas, que han asesinado (que se sepa) a casi un millar de españoles… que pueden ser más y que la duda permanecerá hasta que se aclare (de verdad) la denominada… “Masacre de Madrid”.

 

            ¿Qué “mandangas” nos van a cantar para las ya próximas elecciones? Mejor ni pensarlo, puesto que seguirán cantando mentiras y más mentiras… o sea, lo de siempre.

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen.ciudad.org (Allí más)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here