Cultura

Un paréntesis para pensar

Porque de vez en cuando viene bien pararse, respirar profundamente y mirar alrededor, y hacer un paréntesis para tomarse un tiempo y pensar. Nunca se sabe lo que se puede encontrar.

El actor y director José Luis García-Pérez

El actor y director José Luis García-Pérez

Algo así en esencia es lo que podríamos decir para resumir los cinco minutos que dura Parenthesis, el cortometraje dirigido por el actor y director José Luis García-Pérez y que supone su debut como director después de dirigir teatro con su compañía sevillana Digo Digo Teatro, y de ser La sombra de nadie (Pablo Malo, 2006), un tierno Cachorro (Manuel Alvadalejo, 2004),  o respirar Los aires difíciles de Gerardo Herrero en 2006… tantas y tantas películas, series de televisión y obras de teatro que lo respaldan y que nos muestran una evolución tan significativa como potente en un curriculum más que trabajado.

Con Parenthesis añadimos un escalón más en su subida en el que se ha visto acompañado por un equipo magistral: los rostros de la historia pertenecen a José Ángel Egido y Eloy Azorín, y la voz a Raquel Pérez, la fotografía es de Kico de la Rica y el sonido de Sergio Burmann, contando además con Jesús Carlos Salmerón en el guión mano a mano con el propio José Luis, que también produce la obra junto a Francisco Espada bajo la productora Tragaluz. ¿Alguien da más?

Se trata de un cortometraje tan minimalista como barroco, donde encontramos silencio y ruido, paz y guerra, seguridad y miedo, claridad y misterio… y muchos contrarios más que hacen de la historia narrada un absoluto punto de inflexión en el que hay que buscarle un sentido al paréntesis aquí propuesto por García-Pérez, en realidad, al espacio vacío de cualquier texto o de la vida misma.

Escenario de Parenthesis, urbanización de Collado Mediano (Madrid)

En una urbanización tranquila al más puro estilo de pueblecito americano nos encontramos con un sosegado vecino que lee en su porche y que, en un paréntesis de lectura, lanza su imaginación volando hasta la casa de enfrente, donde un apuesto chico puede encontrarse, o no, al borde de la desesperación tras escuchar en su contestador a una ex novia agotada emocionalmente cuyas amargas palabras suponen el único sonido que percibimos a lo largo del extenso y cuidado plano secuencia de ida y vuelta que nos mueve desde el porche de un vecino hasta el interior de la casa del otro, pasando por la calle, el jardín, el hall…  y que nos presenta, casi sin darnos cuenta, al personaje misterioso a través del aspecto de su hogar. El silencio roto por esas palabras, el silencio de la tranquilidad, el silencio del paréntesis en el que pensamos y nos perdemos mentalmente en otro mundo tan cercano como ajeno… y todo lo que sucede nos lleva a cierta confusión, a terminar de ver el corto y preguntarnos qué pasa exactamente, a darle vueltas a la cabeza y elucubrar con las posibles historias cruzadas que hayan tenido lugar en ese espacio.

Tras un final inesperado que cambia el misterio por el shock visual, el corte del plano y la entrada de la música de Guillermo Rayo nos devuelven a la realidad cerrando el paréntesis y dejándonos con un estupendo sabor de boca y ganas de ver más y más de José Luis García-Pérez… el largometraje, próximamente, en sus mejores cines.

Trailer de Parenthesis

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=_lkDAGpeEr0[/youtube]

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario