Cultura

Hay una letra en mi sopa

Lea con atención las palabras que tiene aquí frente a usted, cada letra es legible y eso es un buen detalle, como dicen, letras claras, amistades largas, las palabras son de uso coloquial, no hay ni un solo verbo rebuscado, dichos verbos que lleven sus ínfulas de grandeza a otro lado, en este trozo de papel se narra la palabra simple, la idea vaga, la estéril anécdota de cuando no pasa nada, si ya de por sí es difícil la vida, no se le haga lo mismo a la prosa, la prosa que sea prosa, que dicte o declare o que cante o se quede callada, todas las palabras deben de saber más de lo que dicen, porque si no serán muertas apenas confiesen, y un párrafo no se nutre de flores secas, sino de amazonas, la letra impresa es sincera en medida inversa a la boca de quien la firma, o al revés, pero, sin lugar a dudas, la palabra que no habla más que de sí misma es la única de la que uno se puede fiar, pasarla por la lengua sin miedo a cortarse ya que sus puntas son romas y su textura, suave, sabe dulce y picosa a la vez, es muy sabrosa, por eso no hay que dejar ir ninguna sin degustar antes su grata sazón. Buen provecho, y, si le gustó, repita.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario