Cultura

Game (almost) over

Se me había olvidado que este juego no tiene límites de edad. De pronto me sentí pasado de años, como muy cargado de faults y strikes, y me fui a sentar al banquillo de los vencidos a mitad del recreo, creyendo que mi sangre se había consumido por completo y mis puntos estaban agotados. Y, para mi alegre sorpresa, cuando volteé hacia la pantalla a ésto de gritar Paren la masacre, descubrí que me quedaba un bono extra, una vida sin utilizar: la mía.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario