Sociopolítica

El gran circo europeo

Con Pepe Estrada (psicoanalista lacaniano del C.A.P.) declaramos abiertamente nuestro amor incondicional a Silvio Berlusconi. Se puede opinar lo que se quiera de il Cavaliere pero jamás negarle ingenio y gracia. Un premier que mantiene un harén de putas (muchas de ellas, en el límite de la minoría de edad) a quienes paga generosamente por participar en festines non-sanctos que él mismo bautizó como “Bunga-bunga”, no puede ser un aburrido burro.

 

Hace unos meses hizo enyesar estatuas romanas del siglo II de la villa de descanso del gobierno de Italia porque “estaba cansado de verlas en estado ruinoso, sin brazos, rotas, desprolijas” importándole un bledo los veinte siglos que arrastra el patrimonio artístico. Silvio Berlusconi ama la belleza y como bien dijo: “hace dos semanas volví de China donde me mostraron el ejército de terracota de cuatro mil años y las piezas están íntegras, ¿por qué yo debo mostrar estos cachivaches a los que nos visitan?

 

En la última reunión del comité de crisis de la Eurozona, luego que la canciller Merkel y el presidente francés Sarkozy cambiaran miradas burlonas refiriéndose a la seriedad de Italia en el programa de ajustes, il Cavaliere definió a la canciller como una “culona inchiavabile”  (culona inclavable) refiriéndose a la falta de sensualidad de la señora Merkel a quien ni siquiera le apetece “clavar” técnicamente.

Silvio Berlusconi acumuló pacientemente una montaña de medios de comunicación (diarios, radios, canales de TV, empresas de noticias) y cuando tuvo en sus manos todo ese inmenso poder intangible se hizo cargo del gobierno como recomendaba su compatriota Nicola Maquiavelo. Lo acusan por minucias que nunca se pueden probar.

¿No es el arquetipo del gobernante neoliberal que adoran los estados posmodernos? Ahí lo tienen, si bien le falta la flema de Cameron o el pasado alcohólico-recuperado de Bush al menos a il Cavaliere nunca le preocuparon las guerras, el colonialismo ni la rapiña. Solamente busca ser feliz haciendo lo posible para que Italia sea feliz. Declaro mi amor incondicional por il Cavaliere : siento que justifica mi media italianidad.

 

¿Cómo se sale de esta crucial crisis financiera de la Eurozona? La unidad de los líderes se resquebraja, el presidente francés Sarkozy recientemente le dijo públicamente al premier británico Cameron “perdiste la gran oportunidad de callarte la boca” cuando Cameron quiso opinar sobre las medidas de ajuste que Merkel-Sarkozy exigían a Grecia, Portugal y España. El antiguo rol mediador de Italia entre los sajones y el eje franco-alemán, se ha desvanecido. Con los exabruptos de il Cavaliere no se puede avanzar en este sentido.

 

Europa está atravesando por una crisis muy similar a la que sacudió la Argentina en 2000-2001 y terminó estallando tras el “corralito” de Cavallo. Con un agravante: la deuda pública de los países de la Eurozona no se puede regular con medidas monetaristas porque están atadas a una moneda única cuyo valor es uniforme en todos los países de la Eurozona. No pueden devaluar. Tampoco manipular los valores de tasas de interés libremente. Pero hay economías seriamente lesionadas en lo fiscal, es decir, que deben más que lo que recaudan: Grecia, Portugal, Irlanda, España y muy cerca, Italia.

 

La opinión de los expertos se expide por reformas drásticas del sistema. Joseph Stiglitz (Nobel de Economía 2001) al ser consultado la semana pasada insistió: “Hace falta una reforma del sistema financiero mundial”, pero los líderes atienden a emparches. Edmundo Phelps (Nobel de Economía 2006) recomienda “cirugía mayor en las instituciones claves de la economía mundial, especialmente el sector financiero”, no obstante la “solución” hallada por Merkel-Sarkozy (o “Merkozy” como llaman a la dupla los europeos) ha sido la de crear el FEEF, Fondo Europeo para Estabilización Financiera, si China decidiera invertir en el salvataje inyectando un billón de euros.

¿De qué se trata este FEEF? Es un fondo de reservas para solventar las emergencias financieras que aparezcan de ahora en más. Es como si su hijo se endeudara en el casino y usted como padre, como madre, saliera corriendo de su casa, le pagara todas las deudas y, como si  eso ya no fuese suficiente, le abriera una cuenta en el banco para que mañana, cuando perdiera en la ruleta, no la despertase a las 3 de la mañana para pagar la deuda. La agencia estatal Xinhua china de noticias (vocera del gobierno) ya advirtió con una sentencia escueta: “Europa no debería esperar que China la salvara” esto se traduce en bajas posibilidades de que las enormes reservas monetarias de China (las mayores del mundo) saliesen a apagar el incendio. Tal vez, antes de oficiar de bomberos la milenaria paciencia china estuviese esperando algún funeral o al menos el cumplimiento del proverbio: “verás pasar el cadáver de tu enemigo sin necesidad de matarlo”. Ya sabemos cómo cuidan los orientales la pulcritud de sus manos.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario