Sociopolítica

El “lujo” de la sanidad pública

Creo que los llamados padres de la Constitución cuando redactaron el artículo 43 de la misma que se refiere a la salud y que textualmente dice: 1. Se reconoce el derecho a la protección de la salud. 2. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. La Ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto. 3. Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo facilitarán la adecuada utilización del ocio.; cuando los que conformaron con su trabajo el texto de la Carta Magna creo que al aprobar el contenido de dicho artículo jamás pensaron en que estaban poniendo las bases para que los españoles pudiéramos disfrutar y gozar del lujo que supone la Sanidad Pública.

Yo, y creo que como yo la inmensa mayoría, siempre he pensado que la Sanidad era algo consustancial sin ningún tipo de condicionamiento, algo que el Estado tiene la obligación de facilitar a los ciudadanos de forma totalmente gratuita y que se financia a través de los impuestos que estos pagan. Nunca se me había pasado por la cabeza que esta prestación estatal fuera un lujo, pero leyendo estos días pasados lo que al respecto dijo el consejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana, me ha sacado del equívoco, el consejero lo ha dejado bien claro cuando dijo lo siguiente: “Se abrirán hospitales cuando la sociedad pueda permitirse ese lujo”. La cosa está clara según el consejero: La Sanidad es un lujo. Lo que no es un lujo es gastarse decenas de millones de euros en la Fórmula 1 y otros tantos en las regatas de la Copa del América y de la Volvo Ocean, por lo visto para el Consell valenciano todo esto es una necesidad de primer orden que hay que satisfacer sin ningún tipo de alegato que lo ponga en tela de juicio ni mucho menos el cuestionarlo.

Existe aquella frase que dice: “El que quiera lujo que se lo pague” y de ahí que desde el PP se esté “amenazando” con lo del copago en los medicamentos y después vendrá el copago de la atención médica y hospitalaria, todo se andará. Esto es algo que puede parecer una exageración por mi parte pero cuando se habla de ser austeros como dice Rajoy, y de que “abrir hospitales es un lujo” como dice el consejero valenciano de Sanidad, la cosa es para mosquearse y para ponerse, con todo fundamento, en lo peor. No me explico cómo los padres de la Constitución introdujeron ese artículo 43 que ahora resulta que es todo un lujo. Nunca he leído ni escuchado que en una Constitución se hable del derecho a disfrutar de lujo alguno y al parecer la Sanidad Pública lo es.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario