Sociopolítica

Sobran las bravuconadas

No soy yo una persona dada a aguarle la fiesta a nadie y mucho menos intentar hurtarle a alguien su momento de alegría, máxime cuando en este mundo traidor esos momentos escasean bastante. Dicho esto, quiero poner de manifiesto que no entiendo la euforia de la derecha por haber ganado las elecciones, en otros momentos y en otra situación lo entendería, pero en los tiempos que corren esta actitud no denota más que una enorme carencia del sentido de la responsabilidad y un total desconocimiento de aquello a lo que se van a enfrentar. Por lo visto no son conscientes de tremendo desconcierto económico que campea a lo largo y ancho de este mundo. Si lo fueran guardarían una postura más acorde con la realidad. A mí me da la impresión de que a la derecha lo que interesa es ganar por ganar y no para intentar salir de este enorme socavón junto con los demás países afectados por la crisis, que son todos, aunque al nuestro le vaya a costar un poco más. No se trata de ascender a primera división sino que se trata de conseguir una buena clasificación al final de la competición. Esto más bien es una carrera de fondo y de lo que se trata es de llegar a la meta lo antes posible y en las mejores condiciones posibles. No me gustó nada lo dicho por Mariano Rajoy, en su comparecencia en la noche electoral, su declaración de intenciones sigue dando la misma opacidad que ha caracterizado a todas sus intervenciones durante la pasada campaña y su tono, más propio de un predicador, creo que no habrá convencido a mucha gente.

Es normal que en una campaña electoral escuchemos a los candidatos pronunciar frases cuyo contenido ni ellos mismos comparten y como en este caso lo que importa y preocupa es lo que va a hacer el ganador partiendo de sus promesas electorales me centraré en Rajoy. Este ha dicho cosas que indudablemente no va a cumplir entre ellas la de prometer no quejarse de la herencia que reciba del PSOE cuando ya en los días finales de campaña él y sus edecanes repetían constantemente que la cosa va a estar mal y que vamos a pasar tiempos muy difíciles, además después de ver cómo están actuando en aquellas comunidades y ayuntamientos donde desbancaron a los socialistas, caso de María Dolores de Cospedal, nadie se va a creer lo de “no quejarse”, eso lo van a hacer desde el primer día. Pero no es esto lo más “gordo”, no, Rajoy, que muy posiblemente anduvo levitando toda la campaña, el triunfo estaba cantado desde hacía mucho tiempo, dijo también que está preparado para gobernar “sin recibir órdenes de Europa”. Esto último demuestra que realmente no sabe donde se encuentra, él se “tragará” las órdenes de Europa, las de Sarkozy, la Merkel, cada vez que se las den, o eso o a la calle, las cosas están así y por mucho que duela así hay que aceptarlo. Ya vendrán tiempos mejores. Pero de momento las bravatas, las “machotadas”, sobran, están de más.

No quiero que se piense que cuando se obtiene un triunfo no haya que celebrarlo, pero hay que ser sensatos y no emborracharse, basta con un brindis y después ponerse a trabajar y a poner los pies en el suelo. Frases como la pronunciada por el presidente provincial del PP valenciano, Alfonso Rus, ya conocemos al personaje, fue el que dijo de poner “una polea y unas cuerdas para bajar y subir a los minusválidos” a un parque que se había construido en el cauce de un río, después de esto a quien le puede sorprender lo que pueda decir, pero el hombre no puede estar callado y en un acto electoral dijo lo siguiente: “Os espero el día 20 por la noche en Valencia, champán y mujeres”.  O sea el histriónico, no le voy a llamar bufón, aunque levanta risotadas, cargo público del PP aseguraba una noche de “farra y alegría”, como dice el tango. para celebrar el triunfo. Quo Vadis Rajoy, con sujetos como este. ¿Este y otros que los hay en el PP, pueden ser útiles para sacar este país adelante?

Así no es posible llegar a conseguir nada positivo si se tiene a gente como Rus, González Pons o Vicente Martínez Pujalte. Decía Aznar (ver Información 24-09-92): “Cuanto más tardemos en coger España va a ser muchísimo mejor”. Ya la tienen otra vez, veremos que hacen con ella. En cualquier caso muchas felicidades por el triunfo y a quien Dios se la dé, san Pedro se la bendiga.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario