Sociopolítica

Baltasar Garzón, la justicia se sienta en el banquillo

         El Tribunal Supremo (TS) ha fijado para el próximo 24 de enero el inicio del juicio por prevaricación al juez Baltasar Garzón por declararse competente para investigar los crímenes del franquismo. Siete días después se volverá a presentar ante el mismo tribunal por ordenar intervenir las comunicaciones entre alguno de los imputados en el caso Gürtel y sus abogados.

Creo que los españoles estamos ya hartos de oír una y otra vez lo de la incompetencia del juez Garzón para investigar los crímenes cometidos por el dictador y por el contrario estamos deseando que desde la altas instancias judiciales se nos diga de quien es la competencia para investigarlos porque aunque seamos legos en la materia si tenemos claro que será competencia de alguien, por tanto nadie se explica cómo es posible que a estas alturas se esté aún mareando la perdiz con la cosa de las competencias y por tanto demorando una investigación que haría justicia a las víctimas del franquismo. Está claro que si el juez Garzón ha podido cometer alguna falta al arrogarse competencias que no le correspondían, ha sido debido a que hasta ahora es el único miembro de la judicatura que ha escuchado y  se ha hecho eco de las demandas de los familiares de las víctimas y que no se ha podido mostrar insensible ante las mismas como lo están haciendo aquellas instancias judiciales que pueden hacer realidad esas demandas. Pero por lo visto aquí se juzga antes a un juez que se ha mostrado muy sensible ante la justa petición de unos afectados que a aquel o aquellos que han cometido crímenes de lesa humanidad.

Otro tanto está ocurriendo con el caso Gürtel donde se está dando la terrible barbaridad de que el juez que instruyó e investigó este escándalo va a ser juzgado antes que los que perpetraron los hechos. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y más concretamente el juez Antonio Pedreira, se inhibió a favor del Tribunal Supremo (TS) y ahora el TS ha confirmado el envío del caso a la Audiencia Nacional. El caso va de Herodes a Pilatos y como en el relato bíblico al final el único que va a ser condenado y crucificado va a ser un inocente, en este caso el juez instructor Baltasar Garzón, que no irá acompañado y crucificado junto a los ladrones, como lo fue Jesús.

Creo que esto del caso Gürtel y sus presuntos autores, está sobrepasando los límites del interés de la sociedad española para entrar en lo tedioso, en lo aburrido y en lo falto de seriedad. Es posible que este caso pueda ser recordado como un asunto en el que todo el mundo de la judicatura a excepción de Baltasar Garzón, pasó de puntillas sobre él en beneficio de los  presuntos malhechores.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario