Cultura

Un corazón nuevo

Prueba hoy a no acostarte a la misma hora de todos los días. Prueba a esperar un poco, antes de arroparte el cuerpo y lanzar la mente por sendas desconocidas. Prueba a reparar en ese halo que te persigue como una sombra, a sólo un roce de tu piel, a sólo un toque de tu alma. Prueba a tener –mientras te fumas el último cigarrillo- un único segundo para ti mismo. Y que lo emplees a gusto. Y que lo mastiques consecuente… Y verás que es posible que un corazón nuevo se instale en tu ser y te anime las venas dotándolas de nuevos bríos.

Prueba hoy, cuando abras la ventana y mires a la calle, a que no te arredre el desatino del sol que huye para postrarse lejos del ruido y de la mugre. Prueba, si corres para agarrar el autobús o el metro, a echarte las manos a los bolsillos por ver si llevas en ellos algunos gramos de amor. Prueba a levantar, sin miedo y sin vergüenza, la vida que está tirada en el zaguán tiritando más de pena que de frío. Prueba a darte cuenta de los que tienes a tu lado. Y a contemplarlos con los brazos abiertos y la sonrisa en los labios. Y a quererlos… Y verás que es posible que un corazón nuevo te inunde el pecho y te haga saltar lágrimas de satisfacción plena.

Prueba hoy, que estás en un mar de dudas, a inmiscuirte por entre los juncos de esa orilla de porcelana que es tu vida. Y que cuando pises lodo no te alarmes. Y si te llenas de sangre –que a alguna flor se le quebraron los pétalos- liberes el semblante de fariseo que te atañe. Y que te intuyas. Y que te halles. Y que seas, de una vez por todas, la aurora vigilante, tus propios ojos… Y verás que un corazón nuevo se hace parte de tu parte.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario