Cultura

Dos microc(r)uentos

1

Se autocomplacía en la comodidad de su alcoba una noche del tibio abril teniendo como ayuda visual e inspiración las fotos de una revista vieja que encontró en una venta de garage. Miraba el cuerpazo de una mujer enmascarada de zorra mientras pensaba en las tres maneras de penetrarla que conocía sin sospechar que dicha zorrita era su madre en sus mejores días, quien, por situaciones ajenas al tema, de joven mantuvo una doble vida. Momentos antes de eyacular, sonó la puerta de calle y su mamá entró diciendo algo en el pasillo, creyendo que ya Memito dormía, y echándolo todo a perder: ¿Por qué tenías que contarle al terapeuta que tengo un lunar con la peculiar forma de una puta hormiga en la nalga izquierda?

2

Por motivo del 14 de febrero, día del amor y la amistad, Estela abrió su corazón a Rogelio, su pareja sentimental desde hacía varios años:

-Amor, toda la vida anhelé la llegada de alguien como tú, espontáneo, pícaro, con esas ocurrencias que salpican de alegría las reuniones, y el destino quiso darme el gusto de ponerte en mi camino. Ahora, como ya me lo dijo mi madre, no me queda de otra que aguantarme.- Él quiso responder, tal vez agradecerle, pero el vómito espontáneo de su pícara borrachera salió antes que sus palabras, salpicando el vestido floreado de su amada con su basca amarillenta.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.