Amor Amore

0
116

Puede que para muchas de las personas que ahora mismo estén leyendo este artículo, el 14 de febrero, simplemente sea una fecha más en el calendario.

En el que para un@s pase desapercibida y para otr@s sea un día más de esos que dicen que forman parte de la sociedad de consumo.

Pero para los más apasionad@s y  romántic@s, es el día en que celebra San Valentín: El día de los enamorados.

Y aunque hay quién dice que el amor se demuestra momento a momento ¿qué hay de malo en celebrarlo?

En unos países se celebra como el día de los Enamorados, pero en otros países se celebra como el día de la Amistad y también del Amor.

Enamoramiento, amor o amistad ¿qué más da la palabra que se utilice para festejar una relación de cariño y afecto?

¿Quién no ha experimentado en alguna ocasión, la agradable sensación “del revoloteo de mariposas en el estómago”?

Cuando alguien nos atrae, solemos decir que entre esa persona y nosotros existe” la química”:

Es como si una de ellas, cediera a la otra persona lo que le falta, para que ambas se complementen.

De hecho, además de esa química existente, también hay una excelente bioquímica; dónde las endorfinas realizan un papel principal en la escena de nuestra felicidad, placer y bienestar.

Y hablando de bienestar, tan importante es amar a los demás como amarse a sí mism@.

Porque si se está bien con un@ mism@ se está bien con el resto del mundo, y se desprende ese silencioso aroma a armonía que equilibra el alma y el espíritu.

¡Se han escrito tantas definiciones sobre el amor y el enamoramiento!

Pero ¿qué opináis vosotr@s sobre EL AMOR?

¿SE PUEDE VIVIR SIN AMOR?

Personalmente, no creo que nadie pueda vivir sin algún tipo de sentimientos de cariño y de afecto.

Hasta el mismísimo Dios del amor, Cupido, no pudo rendirse a los encantos de Psique

(Una simple mortal).

San Valentín es día para  vivir y evocar momentos y recuerdos románticos, para regalar rosas rojas, tener una velada inolvidable, y  sorprender de mil maneras a tu pareja.

Con el permiso de quién puedan llegar a leer el artículo, y reconociendo que tengo una vena romántica, y que estoy a favor de celebrar un día que para mí está envuelto de una poderosa energía mágica. Quiero sorprender “a mi chico” desde aquí, y mandarle mucha energía amorosa.

Tanto si tenéis pareja, como si la estáis buscando FELIZ SAN VALENTIN.

Que el Dios del Amor inunde vuestros días de ilusión y de alegría,  y como dijo La Madre Teresa de Calcuta:

Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here