Cultura

Dragó y Garci

El escritor Fernando Sánchez Dragó dirigió y presentó un programa televisivo sobre literatura titulado Negro sobre blanco.

El cineasta José Luis Garci dirigió y presentó un programa televisivo sobre cine titulado Qué grande es el cine.

Ambos fueron producidos y emitidos por Televisión Española. Ambos comenzaron su andadura a mediados de los años noventa y la terminaron en el ecuador de la primera década del siglo XXI. Ambos tenían un coste mínimo, infinitamente menor al de cualquier programa de variedades o serie de ficción. Ambos podían presumir de tener una excelente cuota de pantalla para lo que es habitual en programas de este tipo: el uno, consistente en entrevistas y tertulias literarias; el otro, en la emisión de películas clásicas o de autor rematadas por coloquios de consumados cinéfilos.

¿Por qué desaparecieron entonces ambos programas? ¿Por qué al mismo tiempo? ¿Casualidad o causalidad?, como tantas veces se pregunta el autor de Gárgoris y Habidis. Pues me temo que lo segundo.

Resulta que tanto Dragó como Garci se contaban entre los más de mil invitados que acudieron a la fastuosa boda con la que los Aznar-Botella -el entonces presidente ya estaba en un proceso de endiosamiento sin retorno- obsequiaron a su hija Ana. La ceremonia religiosa tuvo lugar en el imponente monasterio de San Lorenzo de El Escorial. El posterior banquete nupcial se celebró en la lujosa finca Los Arcos del Real. Corría el mes de septiembre de 2002.

Por lo visto, José Luis Rodriguez Zapatero y sus acólitos habían tomado buena nota. De hecho, Negro sobre blanco desapareció misteriosamente de la programación de Televisión Española en 2004. Lo mismo sucedió con Qué grande es el cine tan solo un año después. Zapatero y los suyos habían llegado a La Moncloa y, por ende, a lo más alto del Pirulí en la primavera de 2004. ¿Dieron explicaciones? Todavía se esperan.

El escritor dirige y presenta actualmente un programa similar en Telemadrid, Las noches blancas se titula. El cineasta no tiene programa propio, pero colabora con el periodista Luis Herrero en dos espacios radiofónicos: Cowboys de medianoche y En casa de Herrero. En este último, por cierto, coincide los lunes con Dragó. Escucharlos a ambos en su actual exilio en las ondas es siempre un placer para cualquiera que ame la literatura o el cine, en definitiva, la cultura. Ya va siendo hora de que se caigan las etiquetas políticas y de que se valore a las personas por su profesionalidad y su categoría intelectual.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario