Cultura

Sociedad Filarmónica de Zaragoza: El Bus Sinfónico

Consonancias, 7

Una encomiable iniciativa la puesta en marcha por la Sociedad Oscense de Conciertos que fleta un autobús para acudir a las sesiones que la Sociedad Filarmónica de Zaragoza ofrece en el Auditorio de la capital.

Los 70 km. que separan ambas ciudades son un paseo agradable para los melómanos oscenses que de esa manera contribuyen a potenciar el gran esfuerzo de la Filarmónica zaragozana por mantener un programa de primer nivel. El viaje de ida ya es un disfrute por cuanto los aficionados paladean con anticipación los platos musicales que les esperan en destino. El regreso es igualmente jubiloso porque las conversaciones recalcan los méritos de los intérpretes y consolidan las opiniones que han provocado el programa y su realización.

El acuerdo entre ambas entidades musicales es un ejemplo de por dónde deben ir las cosas en este territorio tan poco poblado. Las iniciativas de unos pueden venir bien a otros para sacar mejor rendimiento a los recursos disponibles. No siempre es posible  –aunque resultaría deseable– que las agrupaciones y orquestas que actúan en el Auditorio de Zaragoza puedan repetir sesión en Huesca y en alguna otra ciudad aragonesa, por ejemplo Teruel cuando disponga del necesario Auditorio, que se está haciendo esperar eternamente. Pero hoy por hoy tenemos una avispada Sociedad Oscense de Conciertos que ha sabido apostar por la colaboración. De manera que la fórmula del ‘Bus Sinfónico’, además de simpática es inteligente.

La programación que está ofreciendo durante el presente año  la Sociedad Filarmónica es como para no perderse ninguno de sus conciertos.

Comenzó el 10 enero con la actuación de La Ritirata, un conjunto creado por Josetxu Obregón que está mereciendo el aprecio y el aplauso allí por donde va. Su repertorio atiende fundamentalmente a la música renacentista y del primer barroco, vinculando con sabiduría a los compositores italianos de la época con algunos españoles, tal vez de menor relevancia en cuanto a su fama internacional pero no en cuanto a su calidad. Es el caso de Santiago de Murcia, Bartolomé de Selma, Diego Ortiz y Antonio de Cabezón, entre otros, todos ellos interpretados en el mencionado concierto.

Quinteto de Cuerda de la Orquesta Filarmónica de Berlín

La siguiente sesión tuvo lugar el día 25 enero y en ella fueron protagonistas los miembros del Quinteto de Cuerda de la Orquesta Filarmónica de Berlín, la flor y nata europea en cuestiones musicales. Una obra de Schubert y otra de Dvorak constituyeron el programa que ofrecieron los germanos para dar a conocer su enorme categoría.

A continuación, el 6 febrero, los Solistas de Cámara de San Petersburgo emularon a sus colegas alemanes, esta vez con la aportación del piano, interpretando el ‘Quinteto con piano en Sol menor, Opus 57’, de Shostakovich, y el ‘Quinteto en Fa menor para piano, dos violines, viola y violonchelo’ de César Franck. La lectura de ambas obras fue un modelo de cómo deben enfrentarse este tipo de partituras en las que el piano no es el protagonista rutilante que acostumbra a dominar en los conciertos escritos para él, sino un miembro más del conjunto en igualdad de condiciones interpretativas.

 

Speculum

El 17 febrero apareció casi inesperadamente el grupo Speculum con el contratenor Carlos Mena, una de las voces españolas más cualificadas en su tesitura. El Llibre Vermell de Monserrat, los cancioneros de Upsala, del palacio real y otros, así como los manuscritos de Perugia y de El Escorial dieron ocasión al conjunto para hacer alarde, bajo la dirección de Ernesto Schmied, de la gran calidad de su música.

El 20 febrero, por último, actuó la joven violinista Alma Olite, acompañada al piano por Denis Lossev, en un programa en el que volvió a aparecer Cesar Franck, acompañado esta vez por Prokofiev y Manuel de Falla. Ambos jóvenes intérpretes dieron la medida de sus posibilidades en un futuro que ya es presente.

Marzo, abril, mayo y junio están siendo, o van a ser, otro regalo para los melómanos por parte de la Sociedad Filarmónica.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario