Cultura

Adiós al periodismo convencional, bienvenida la especialización del periodismo digital

En la actualidad es posible sintonizar emisoras, ver canales de televisión, películas, leer periódicos, escuchar la radio, etc., a través de Internet. La tecnología digital, se emite al ciberespacio y ha creado una nueva forma de comunicación, estamos en el auge de la web 2.0. Se ha pasado de ser meros observadores a creadores de contenidos, generando un nivel de relaciones tan importante como la propia información.

No obstante, esta nueva forma de entender la comunicación no llega a todos por igual, pues exige un nivel mínimo de conocimientos. Nuestros mayores principalmente, o quienes no han tenido mucho contacto con la revolución de la informática, son reacios a admitir que las nuevas modalidades de relación con el espectador  -definidas por la retroalimentación entre producción y recepción- son el futuro de la información y la comunicación en el más amplio sentido.

La asociación entre televisión y web 2.0 constituye una nueva era de las comunicaciones y, surge la necesidad de crear contenidos específicos. Los diarios convencionales también han apostado por tener presencia en Internet, donde se pueden leer igualmente las noticias en el mismo instante en el que se producen. Las televisiones dirigen sus emisiones a una audiencia cada vez más exigente y discriminadora de contenidos, y también empiezan a transmitir por internet.

Parece que el futuro se dirige hacia la visualización a la carta y a la interacción entre los participantes. Ya es habitual encontrar en las redes sociales, por ejemplo, grupos de fans de una serie. Ya es posible una interacción más directa para comentar episodios o emisiones concretas, así como interaccionar con amigos, enviar recomendaciones, añadir comentarios a programas, etc. Ante esta revolución de la información, podríamos preguntarnos ¿está en peligro la existencia misma de los medios de comunicación convencionales? Desde mi punto de vista sí que lo está. La comunicación convencional hará que muchos medios sucumban en el camino si no realizan un esfuerzo de adaptación. Solo sobrevivirán aquellos que entiendan que es necesario ganarse un lugar en el ciberespacio, pero ante el nivel de competencia tan brutal que existe en la red de redes, solo la especialización en contenidos permitirá la supervivencia de la prensa habitual.

La idea misma de trasladar la prensa convencional a través de Internet, supone asumir cambios importantes. La prensa escrita, por ejemplo, suele dedicarse no solo a transmitir información sino también todo tipo de opinión, y en algunos medios está cada vez menos clara la línea divisoria entre lo que es una noticia y un artículo de opinión. Muchos medios convencionales han cometido el error estratégico de creer que su opinión, o la de sus periodistas, vale más que la de otros profesionales de valía que no escriben en sus diarios, pero que sí lo hacen en sus propios medios digitales o en diarios especializados, y ahora tienen que competir directamente con esos diarios, en algunos casos también especializados en opinión.

Es imprescindible por tanto la especialización de los contenidos hacia aquellos en donde se puedan obtener ventajas, porque además los costes para muchos medios de comunicación convencionales son lo suficientemente elevados como para no hacer lo mismo que hace habitualmente un diario digital amateur.

Y si la prensa debería especializarse ¿tiene sentido el periodismo tal como lo entendemos actualmente? Igualmente aquí hace falta mayor especialización, por lo tanto, no tiene sentido. Ya no hacen falta tantos periodistas que saben un poco de todo, es necesario profesionales en su campo que puedan actuar como informadores. Si acaso el mismo periodismo debería ser una especialización. Estas afirmaciones adquieren sentido cuando reconocemos que la lectura de contenidos de los diarios digitales son cada vez más selectivos, y que la lectura a la carta de artículos con profundidad de contenido es un elemento que valoran cada vez más los lectores de los medios digitales, y lo seguirá siendo sin duda, pues como en todo, afortunadamente o no, tendemos hacia un mundo cada vez más especializado y cada vez más competitivo.

A continuación un programa muy interesante sobre el nuevo periodismo 2.0 en “La vía de la libertad”, con la participación como invitados de Raúl Tristán, director de ellibrepensador.com, José Luis Fanló, consultor de marketing y publicidad Fankyconsulting, y como contertulios Fran Martínez psicólogo Coach de empresarios y emprendedores, y María Sasot directora de Essentia Creativa, empresa de consultoría de comunicación corporativa.

[youtube width=”640″ height=”480″]http://youtu.be/jR5TSeoDmGk[/youtube]

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario