Cultura

Canción para Dimitris. Música para la historia

El cantautor aragonés Joaquín Carbonell acaba de aportar un escalofriante –al tiempo que lírico– testimonio de cómo la música y la poesía pueden subrayar acontecimientos históricos de apariencia menor, pero que marcan el estado de ánimo de una época y de una generación.

Canción para Dimitris, de Joaquín CarbonellLa inmolación del farmacéutico griego jubilado Dimitris Christoulas en la plaza Syntagma de Atenas, frente al Parlamento helénico, a comienzos del pasado mes de abril, le ha inspirado una canción estremecedora en la que transmite con acento poético toda la tragedia de un pueblo resumida en este impactante episodio.

Surgida de improviso en medio de una noche en la que el autor estaba afectado por la noticia que había comentado como periodista pocos días antes, la plasmó en una grabación de urgencia que difundió entre sus allegados más próximos. Pronto recibió el aplauso general y surgió la idea de realizar una versión más ambiciosa en la que fueron invitados a participar otros músicos y cantautores. En apenas una semana, con la ayuda del locutor Víctor Alfaro, se fue elaborando una lista de participantes, se buscó el estudio Cata, en Madrid, se encontró la generosa colaboración del equipo de producciones audiovisuales Cinemasens, de Zaragoza, y se grabó el vídeo  que consigue dar a la canción de Carbonell un sentido colectivo, que transmite perfectamente la tensión social y política que hoy se vive en nuestro mundo.

No es difícil encontrar algunos casos similares a lo largo de la historia reciente. El más próximo en el espacio se expresa en una canción que el extraordinario compositor Mikis Theodorakis (autor, entre otras grandes obras, de una suite sinfónica dedicada a Los Amantes de Teruel, que estrenó la Orquesta Nacional de España en la ciudad mudéjar en junio de 2002) compuso para honrar la memoria de Sotiris Petroulas, un estudiante griego de 23 años que fue asesinado en Atenas por la policía en 1965, durante una protesta antimonárquica. El descontento social que creó su muerte fue uno de los factores que desencadenaron el golpe de Estado de los coroneles en 1967. La gran cantante María Farantouri, así como otros intérpretes y el propio Theodorakis, han inmortalizado esta canción, símbolo de la rebelión de un pueblo contra un sistema injusto.

Se cuenta que el joven Petroulias solía llevar a hombros al propio Theodorakis en las manifestaciones y que durante una de ellas recibió el disparo mortal. La canción es estremecedora y puede encontrarse fácilmente en youtube buscando por el nombre del joven, por el del compositor y por el de la intérprete.

La de Carbonell también milita en youtube (Canción para Dimitris) y puede disfrutarse de inmediato:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=T0upnAY0D4I[/youtube]

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario