Cultura

Fallo del I Certamen Literario “Ana María Navales”

 

Fallo del I Certamen Literario “Ana María Navales” 2012

El jurado del I Certamen Literario “Ana María Navales”, que convoca la Fundación Fernando el Católico,  destinado a las modalidades de poesía y narración breve para jóvenes entre 18 y 30 años, y formado por Rosendo Tello Aína, presidente, y como vocales Marga Agudo Ramírez y Eugenio García Fernández, ha decidido por unanimidad:

 Conceder el premio de Poesía al original titulado “Elogio del veneno”, del que es autor Yapci Bienes Pérez, de Santa Cruz de Tenerife.

 Y el de narración breve al original titulado “El jazz da la luz”, del que es autor Fernando Barrera Esteban, de Zaragoza.

 “Elogio del veneno” es un poemario erótico/amoroso, de escritura desnuda, armónica, de grandes aciertos expresivos sobre la que el jurado ha sido coincidente en señalar sus méritos y la existencia de un poeta de grandes posibilidades, ya patentes en el original presentado.

Pero el jurado quiere también extender su reconocimiento a otros poemarios que hubieran merecido igualmente el premio, dada su originalidad y calidad. Son los  titulados:

“Yo y mi dedo gordo somos dos”, con grandes aciertos expresivos, humor y en una línea muy actual de “Antipoesía”.

“Como viento que pasa”, de tono sostenido, coherente, en esa línea de poesía erótica femenina audaz, que pasa a registros antes exclusivos de la masculinidad, que revela altura literaria y buena escritura.

“La danza”, de una lírica que huye de codificaciones convencionales, con un erotismo al límite, radical, atrevido; un poemario con vida y cuyas “salidas de tono” forman parte de un tono general coherente. Con cita de Leopoldo María Panero, algo hay en este poema del mundo terrible de este “maldito”.

“Y era para siempre…” Muy elogiado, aunque el jurado ha tenido dudas sobre su inclusión en el apartado de poesía, al considerarlo “prosa poética”, “relato lírico”, no verso ni siquiera versículo. Texto muy bien escrito, que mantiene muy bien una tensión erótica, sin concesión tópica a roles antes masculinos, con un final que es un anti-climax muy bien resuelto.

Respecto al premio de narrativa, el original “El jazz da la luz”, destaca, según el jurado, por una potencia expresiva puesta al máximo, con una multiplicidad de referentes culturales que interaccionan y hacen progresar el relato hasta su término,  sin dar pausa al lector.  Una escritura de hondo calado, que revela a un joven escritor de talla.

El jurado selecciona asimismo otros originales que merecerían igualmente ser premiados por su alto interés:

“¡Qué pobreza, coño!”, de deslumbrante prosa  (plena de cubanismos) y gran expresividad narrativa, con  historias cotidianas  que emocionan por su realismo y la veracidad de sus voces.

“Retorno”, con  una escritura de enorme riqueza y una tensión narrativa sin pausa, de indudables aciertos literarios.

El jurado quiere asimismo destacar el trabajo “Memorias apócrifas de don Santiago Ramón y Cajal”, por su acertada fusión de ficción y realidad en torno a una figura como la del sabio aragonés.

El jurado quiere asimismo hacer constar la alta calidad de la gran mayoría de los originales presentados, algo superior en el apartado de narrativa, que supone un alto grado de esperanza en la creatividad presente y futura de las jóvenes generaciones de escritores, que manifiestan un gran conocimiento del medio expresivo, una gran cultura literaria y una imaginación desbordante.

Al I Certamen Literario “Ana María Navales” más de un centenar de originales (67 en Narrativa  y 50 en Poesía), procedentes de distintos puntos de la geografía española: Canarias, Madrid, Valencia, Galicia, Andalucía, Murcia y ambas Castillas. También se han recibido originales de autores del ámbito hispanoamericano. El premio está dotado con mil euros para cada modalidad.

Seleccionados:

Poesía:

Marta Agudo: nº 1 (Elogio del viento); nº 3 (Entre arena y tiempo); nº 4 (Conciencia); n5 (Yo y mi dedo gordo); nº 8 (Hacia el mar); nº 18 (Final); nº 20 (Poemas); nº 22 (De lo cierto); nº 24  (Árido paisaje adolescente); nº 27 (Nocturno)

Eugenio García Fernández:  nº 34 (Como viento que pasa);  nº 43 (Y era para siempre, podría ser relato) ; nº 5 (Yo y mi dedo gordo); nº 1 (Elogio del viento); nº 24 (Árido paisaje adolescente); nº 28 (La danza).

Rosendo Tello: nº 1 (Elogio del viento); nº 8 (Hacia el mar); nº 20 (Poemas: Imitatio...); nº 28 (La danza)

Narrativa:

Jurado común:  nº 26 (El jazz da la luz); nº 5 (¡Qué pobreza, coño!); nº 19 (Retorno).

 

Zaragoza, 6 de junio de 2012.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario