Sociopolítica

Comentando un pasquín de Izquierda Unida

Si uno ya no tiene suficiente con soportar, moral y económicamente, a grupos y corpúsculos de extrema izquierda, el colmo del hastío me ha llegado cuando abro mi buzón hace unos días y descubro un pasquín coloreado que me remite, de forma casual, Izquierda Unida. Y entiendan la palabra pasquín en su concepción tradicional o en su concepción latinoamericana, ambas me sirven.

Pues bien, la portada de este pasquín afirma, a todo color, que “frente a los recortes y la especulación, más empleo y más democracia”.

Realmente no es una cita literal, porque en el pasquín en cuestión los signos de puntuación brillan por su ausencia, pero vaya, que más o menos se entiende. Se entiende lingüísticamente lo que dice, pero si se analiza semánticamente el contenido, esta afirmación es una auténtica falacia, especialmente viniendo desde las siglas de las que viene. Pero resume bien el mensaje caduco que persiste entre los comunistas.

Pero lo que más me interesa comentar me lo encuentro en las “páginas interiores” que dicen los comentaristas políticos. En estas páginas, los editorialistas de este pasquín muestran una serie de frases atribuidas a “UPN, PP y todos los que apoyan el capitalismo” que ellos supuestamente refutan con datos proponiendo posteriormente una alternativa a ellas. Analicemos algunas de ellas:

1. “La culpa de la crisis es de todos, hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”. Casi me da vergüenza comentar lo que dice IU al respecto, pero amigos míos comunistas, esto es una verdad universal: los españoles hemos vivido en un mundo irreal, fruto mugriento del hiperestado del bienestar, que nos ha hecho creer que el maná era infinito…y cuando han llegado tiempos difíciles y las cosas han vuelto a su cauce, nos llevamos las manos a la cabeza. Que no hombre que no, que no era normal que chavales de 18 años sin haber terminado la ESO ganasen 5000 euros trabajando en la construcción. Y no era normal que todo el mundo se hipotecase para comprar pisos que valían medio millón de euros. Esto, amigos míos, es un espejismo.

Pero bien, IU da unos datos supuestamente contrastados, un poco imprecisos, atemporales y anacrónicos, que intentar refutar esto,  y propone como alternativa banalidades y cosas absurdas como: “empleos verdes”, “paso de la jornada de trabajo normal a 35 horas semanales”, “recuperación para el sector público de los sectores estratégicos”… Ya saben… brotes verdes zapateriles, nacionalización al más puro estilo Fernández Kirchner y otras soflamas comunistoides de hace más de un siglo y que ya han fracasado hasta la saciedad.

2. “No se pueden subir los impuestos a los ricos porque si no, no invierten en España y se van a otros países”. Y esto no es una idea, es una verdad cristalina. Pero bueno, los comunistas lo intentan y dan una serie de datos sobre la inversión pública en España comparándola con la de otros países europeos, afirmando que en España hay pocos empleados públicos (15%) comparado con otros países europeos como Suecia (25%), así que un aumento del empleo público disminuiría el desempleo. Creo que hasta un párvulo podría responder a esta idiotez. Si la renta per cápita de España, las exportaciones, los impuestos y los indicadores de bienestar fueran parecidos a los de Suecia, probablemente en España no existiría IU. El empeño de los comunistas en estatalizar todo y en hacer público hasta el recreo del colegio es vomitivo, principalmente porque el único capaz de crear empleo y desarrollo no es el Estado (y mucho menos el hiperestado), sino el empresario y el emprendedor. Pero para poder entender esto hay que superar una serie de taras, rencores y desazones que los comunistas hoy por hoy no tienen capacidad de superar.

3. “Lo más importante a controlar es el déficit, salvar a los bancos y hacer reformas. Después vendrá el empleo”. No señores, lo más importante es no crear déficit, algo que cualquier ama de casa sabe y además, consigue. Si el modelo a seguir es el andaluz, donde hay más empleados públicos que en cualquier otra comunidad autónoma, donde el déficit es el segundo más importante de España y donde el nivel de subdesarrollo lidera al conjunto de las comunidades autónomas, entonces entendemos esta afirmación absurda. Entonces conocemos en todo su explendor la propuesta de IU.

Por otro lado, resulta curioso ver que los supuestamente progresistas son intensamente conservadores, ya que se oponen radicalmente a las reformas y luchan por conservar lo que se tiene, más aún, luchan por retroceder a principios del siglo XX. Es un progresismo raro. Pero es que claro, si se aplicaran sus propuestas el nivel de pobreza, subdesarrollo y decrecimiento de este país caería a niveles de principios del siglo XX…otra cosa es dónde viven, dónde se tratan las enfermedades y dónde comen estos comunistas puros supuestamente progresistas.

Hay unas cuantas cosillas más que se podrían comentar, pero no quiero alargarme demasiado. Sin embargo, no me resisto a comentar una frase fabulosa “la banca española es la culpable de la crisis […] por eso no da dinero a las empresas que crean empleo, por eso quieren dar dinero de todos a la banca”. ¿Pero no habíamos quedado en que el único que puede crear empleo es el Estado, no el empresario? Y luego la banca es culpable de la crisis…pero ¿quién dirigía las cajas de ahorros, que son las que están en la ruina? Vuestro partido y el partido vecino, vuestro sindicato subvencionado y el amiguete de turno. ¿Y por qué están quebradas? Pues sencillamente porque alguien tenía que pagar el plan E, las campañas electorales de helicóptero y banderitas, las grandes edificaciones para cosas absurdas, las plurales televisiones autonómicas y varias decenas de contubernios más que se enmarcan dentro de ese horror de “lo público” que vosotros tanto defendéis.

¿Cómo quieren solucionarlo ellos? Atentos: “restableciendo el impuesto de sucesiones“, para que encima de que se muere tu padre tengas que dar la mitad de sus ahorros al papá estado; “aumentando el salario mínimo interprofesional a 1100 euros“, con lo que quizá el paro ascendería a 10 millones de españolitos, aunque eso se solucionaría con más empleo público ¿no?; “recuperando la jubilación a los 65 años tendiendo a los 60“, y claro, soportando con mayores pensiones al doble de pensionistas y continuando con el sistema sanitario actual; y por última su propuesta estrella: “introduciendo la democracia en la economía”. ¿No querían chocolate? Pues aquí tienen dos tazas… y dice El País que IU aumenta su intención de voto en las encuestas. Lamentable país.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario