Cultura

Sin Falsedades. Y receta de Langosta Thermidor

El Rincón Gastronómico

Sin Falsedades y  “langosta termidor”

Sin Falsedades

No es nada fácil hacer una valoración del año turístico, es más bien demasiado osado hacerla el 14 de agosto. Hay realidades que nos hacen pensar que los datos, no son nada fiables; Por ejemplo: se habla de 57 millones de visitantes. Y no son fiables porque el aumento de las tasas aeroportuarias ha hecho que algunas compañías aéreas anulen vuelos a España para dirigirlos a otros países. Un 4.2% en la disminución de pasajeros hasta el mes de julio ha sido admitida. La Compañía Ryanair culpa a Aena de que 204.000 pasajeros ya no vuelen al Altet (Alicante).

Ni los 40º grados ni los mosquitos son los argumentos más adecuados para que los españoles no viajen al exterior. 1º porque la clase media española ha perdido poder adquisitivo y les es difícil viajar hasta París,  Las Vegas, etc. En estos momentos los españoles que viajan fuera de España lo hacen para buscar trabajo. 2º Los 40º grados también los tenemos en nuestro país y como los Ayuntamientos están siendo obligados a disminuir personal para ajustar sus presupuestos, cada día hay menos cuidadores medioambientales para limpiar playas y fumigar las zonas donde hacen sus nidos las larvas de los mosquitos. Al igual que al haber menos Bomberos y personal para cuidar los montes en cada incendio se devastan zonas más amplias, destruyendo nuestra riqueza ecológica.

El aumento del IVA prevé destruir unos 130.000 empleos en Hostelería. La falta de iniciativas políticas para estimular y mantener el turismo nos lleva a tener que competir con el Tercer Mundo.

Por suerte, en nuestro país tenemos una alta profesionalidad gastronómica, hombres y mujeres capaces de competir con los mejores del mundo y no vamos a permitir que una política equivocada arruine años de sacrificios y perdamos uno de los pilares de la economía y la creación de empleo.

Nadie sabe mejor que los profesionales como va el año 2012

La Langosta

Cuando estaba preparando este escrito, un compañero me dijo:” ¡Jo!, con tanta gente muriendo de hambre en el mundo, ¿Qué van a pensar los lectores con una receta a base de langosta?

Su pregunta me hizo recordar una experiencia de hace algunos años.

Viajando en barco hacia Australia, paramos a repostar en el norte de Yemen. Se acercaron unas chalupas con la intención de proponernos la venta o trueque de género diverso. Una de las personas que iba en ellas me ofreció un saco lleno de langostas. Le pregunté cuanto quería a cambio de todas ellas, me pidió una o dos latas de Coca-Cola. Insistí en que fijara un precio, pero se negó a aceptar dinero. Solo le interesaba la Coca-Cola. Al final le dimos una caja de veinticuatro. Tenían al parecer, más valor que la moneda y que las langostas.

Se puede decir que lo que pasa en aquellos países con abundante pesca de crustáceos, es la lógica de lo ilógico, las poblaciones de aquellos países sufren necesidades, mientras las multinacionales ingresan grandes beneficios.

Como últimamente voy con frecuencia a los Estados Unidos y a Centroamérica, puedo asegurar, que en los países caribeños -donde abunda tan delicioso crustáceo- es la influencia occidental la que marca su precio. En las Bahamas te venden cinco o seis langostas por cuarenta dólares, algo más de seis dólares por unidad, a ojo de buen cubero, porque es la pieza y no el peso lo que manda.

Este crustáceo puede llegar a alcanzar los ciento diez euros por Kg  en Italia, los sesenta en Francia y en España suele costar unos treinta euros

Los hoteles cubanos, por ejemplo, las incluyen en los bufés que permiten comer todo lo que se quiera por diez dólares, mientras que en el restaurante Waldorf Astoria de Nueva York puede costar nueve veces más.

La discusión suscitada por la interpelación de mi colega fue larga. Aun así, no encontramos argumentos válidos para dejar de experimentar  con tan rico manjar. En definitiva, la mayoría de las costas de los países que denominamos pobres, son ricas en esta clase de pesca.

Al final la conclusión quedó clara:

La langosta podría ser un manjar de todos si los turistas occidentales no domináramos tanto el mercado de los abundantes productos locales del mal llamado Tercer Mundo.

Es precisamente en el triángulo formado en el Mediterráneo por las islas de tres países-Cerdeña (Italia), Córcega (Francia) y las Baleares (España)-donde encontramos las mejores langostas y bogavantes, yo osaría decir, del planeta. Por lo tanto vamos a disfrutar ofreciendo la:

Langosta Thermidor

Receta de Langosta Thermidor

La Langosta Thermidor es una forma de preparar las langostas, típica de la cocina francesa. (La salsa fundamentada en una bechamel con mostaza y brandy). La langosta Thermidor fue creada en el año 1894 en el restaurante de Marie ubicado en las cercanías de la Comédie-Française en el año 1891 a inspiración del escritor Victorien Sardou.

Preparación

Ponemos a Cocer dos langostas (de 1 kilo cada una) durante 15 ó 20 minutos en una cazuela con abundante agua hirviendo con sal.

Las sacamos y cortamos por la mitad en sentido longitudinal, quitamos el parte negra si la tiene, sacamos el grueso de la carne y cortamos en rodajas, picamos la carne que sobra de las patas para ponerla en la salsa. Reservar los caparazones y la carne por separado.

Derretir la mantequilla en una sartén y rehogar  1 chalotte muy picada, hasta que esté transparente. Añadir la 50 g de harina poner ½ vasito de brandy 2 cucharadas de mostaza 1un vaso de leche, salpimentar y cocer todo a fuego lento 5 minutos Agregar los desperdicios de las Langostas. Rellenar los caparazones con la langosta cocida. Cubrir con la bechamel c vertiéndola  por encima. Espolvorear las langostas rellenas con los quesos rallados, de manera uniforme y, gratinarlas en el horno precalentado a 200ºC durante 8 ó 10 minutos, hasta que empiecen a dorarse. Servirlas inmediatamente.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario