Reflexión sobre la Semana Santa

0
117

Semana Santa, se conmemora los últimos días del Hijo de Dios para que se cumpliese la profecía y muriese en la cruz para que todos nuestros pecados sean perdonados y más tarde resucitar.

¿Celebración, fiesta, carnaval, idolatría, borracheras , tradiciones que algunos las sufren porque sí o han vivido siempre?  Pero ¿se han preguntado el por qué de la Semana Santa?, ¿qué significado tiene?.

Escribo palabras duras pero son mis pensamientos propios de cristiano con todo el derecho del mundo a opinar.

En España hemos convertido esto en una charada, con una profusión de figuras de lo más rico y variado, paseadas en estos días por los que se dicen costaleros, costaleros de un día pero no de toda una vida, acompañados de unos señores con unos cucuruchos que se hacen llamar nazarenos, y una fauna diversa de bandas de tambores y cornetas, penitentes, promesas lanzadas en esos días donde el contagio de hermandad y espiritualidad se eleva a una inimaginable potencia, cofradías, hermandades… Bueno, uno que desconozca el tema se pierde en la cantidad de personas que componen nuestra singular Semana Santa en España.

Se cargan imágenes que no representan ninguna realidad con lo que realmente pudo haber sido el sufrimiento del Hijo de Dios, se cargan a hombros y para colmo hay envidias entre hermandades, pues se encargan de engalanar, vestir, en fin, gastar tanto dinero en que su carroza sea la más bonita, y de oca en oca llegamos a los lloros y sentimientos de los católicos que en toda su vida han sido buenas personas y ahora encima presiden procesiones, dirigen hermandades,  ¿se han vuelto buenos en una semana?, un milagro corto Señor, circulan muchos disfrazados y con la careta de la caridad y el buen samaritano.

Lloros, gritos, cantos, silencio, respeto a unas figuras de madera en algunos casos y de triste yeso otras.

Leo y releo la Biblia y no me cuadra, habla tantas veces de idolatría: “ninguna figura me representará”, no son sus palabras textuales pero si no me equivoco, el Señor lo dice o mejor dicho, expresa tajantemente eso. ¿ENTONCES? Todo esto ¿qué significado tiene?, pues surgen Vírgenes que hasta a mi me abruma tal cantidad de nombres y no hablemos de Cristos, a somanta los tenemos y cuidado porque algunos los consideran suyos, no les contradigas, pues mal camino escoges, aquí todos tienen sus Vírgenes y sus Cristos..

Me voy a permitir una pequeña sonrisa leve y casi imperceptible, pues no quiero faltar, aunque con mi escrito creo que ya no hay remedio y ya mi falta es grande.

Preparativos durante todo el año, se celebran misas y dentro de las iglesias se venden souvenirs para poder mantener cofradías y hermandades y si no, en las calles y en las puertas de las iglesias, no sé pero me recuerda un pasaje del nuevo testamento, ¿a vosotros? Singular que se repitan cosas que un día enfadaron a nuestro Señor, pero lo que demuestra, a mi parecer,  es el desconocimiento del católico en el obrar, todo es por sacar el paso y digo yo, ¿qué paso?, Cristo murió en una triste cruz y eso es lo que tendría que presidir las iglesias o lugares de culto, y la Semana Santa no es una semana de tristeza en que repetimos el sufrimiento de Cristo, son días para recordar los que creemos, lo que aconteció, pero tenía que suceder para salvarnos a todos,  para que se cumpliera la profecía, su destino, al que su Padre le mando en la tierra como humano.

Bueno, volviendo a lo anterior, admiro el arte de las figuras, el buen hacer del escultor, pero para mi no hay detrás nada más, sé que escribo y tal vez no se me entienda muy bien lo que quiero dar a entender, bueno se resume en: “respeto pero no comparto”.

No puedo evitar observar y quedarme pensativo oyendo esos gritos y lamentaciones a sus Cristos y Vírgenes  Las cosas no son así y bajo mi punto de vista y leyendo los Nuevos Testamentos, el Señor no querría, ni quiere esto.  Él era humilde y con un gesto de humildad, lavó los pies de sus apóstoles y les mando evangelizar, eso sí, con la mayor de las humildades que puede tener un ser humano, no toda esta parafernalia que se monta de cara al turismo y a unas creencias que desde los tiempos de la división de la iglesia en Constantinopla nos ha llegado todo torcido y con mucho ocultamiento, hemos llenado de imágenes las iglesias, las casas, lugares, plazas y un largo etc… en un afán de demostrar… ¿no sé por que? por lo que se refiere a los que me rodean, muchos tendrían que estar todo el año haciendo penitencia.

Y cuando llueve y no sale el paso, esos lloros y tristezas, no por el sentimiento católico, sino probablemente por el trabajo de todo el año echado a perder, que la diferencia es notable, no soporto ver a ciertas personas en primeras líneas de procesiones o gritar entre la multitud su amor a sus imágenes, personas que en sus vidas diarias son unos auténticos Pilatos y se lavan las manos y miran para otro lado.

Últimamente llueve mucho y en sitios muy concretos y festivaleros por estas fechas ,¿quién sabe?. Me imagino, bueno, cuando el Señor estaba en la cruz dijo, “Perdónalos, no saben lo que hacen” y ahora estará diciendo lo mismo. Son días para mi, para pensar en como fueron esos días, su lucha interna porque sabía lo que le pasaría más de una vez con sus apóstoles, le salió la rabia del ser humano y les dijo que Él moriría, que no había marcha atrás (me expreso con mis palabras) ese era su lado humano y en el monte de los olivos sufrió y dudó, y le preguntó a su Padre que ¿por qué?, otra vez su lado humano, sus miedos al sufrimiento, pero con todo y con eso, Él continuó, pues estaba escrito que todo esto sucedería y que, al tercer día, resucitaría de entre los muertos.

Pensándolo en profundidad, es más la alegría que hay en todo el proceso antes de su muerte, a ver si me explico, y se me entiende, porque todo tenía un bello final, Él volvería con su Padre a interceder por nosotros y su muerte en la cruz fue el fin de un comienzo, murió por nosotros, lo más bello y bonito que podía suceder, estaba por encima de todo, sufría, pero en sus pensamientos subiendo al calvario era ¿daros cuenta, es por vosotros? eso es maravilloso y “perdónalos, no saben lo que hacen”, esa frase resume toda su vida hasta su muerte ya anunciada y conocida por Él.

Cuántos, conociendo nuestro futuro como lo conocía Él, haríamos lo que Él, creo que muy pocos.

No hay que entristecerse si no alegrase y estos días, no son de tristeza, son de estudio de las Escrituras y de buenos sentimientos, porque ese día, para los verdaderos cristianos fue el momento de inflexión en nuestras vidas, estás a la diestra de Tu Padre y sé que intercedes por todos aquellos que, de corazón, se arrepienten.

Gracias Señor por morir en la cruz por nosotros, algunos intentaremos no defraudarte en el nuevo rumbo que tu has dado a nuestras vidas, yo solo veo la cruz y es la que preside mi vida para no olvidar lo que representa para mi.
(Nota de la Redacción: este artículo está escrito en tiempos de Semana Santa, por lo que el lector debe descontextualizarlo de este tórrido verano… Lo importante es la reflexión de fondo que nos traslada.)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here